jueves, 13 de enero de 2011

La tragedia europea. ¿Tiene salvación Europa?


Dramático artículo de fondo de 8 páginas sobre la crisis europea, en el NYTimes.
Europa se debate en una profunda crisis. Su mayor logro, el euro, moneda única aprobada por la mayoría de las naciones europeas, está en peligro. Es más, el euro cada vez más parece ser una trampa. Irlanda, aclamado el "tigre celta", está luchando para evitar la quiebra. España, hasta hace poco una economía en auge, tiene un 20% de desempleo y se enfrenta a una deflación lenta y dolorosa. La tragedia es que el euro suponía una empresa grande y noble: el esfuerzo de generaciones para preservar la paz, la democracia y la prosperidad común de todo un continente, tantas veces azotado por la guerra. Hoy los arquitectos del euro están atrapados: se optó por ignorar las dificultades potenciales de una moneda compartida. Pero ahora el problema europeo no es solo de Europa, sino del mundo, pues Europa es un billete modelo. Acaso la culpa sea de Milton Freedman y su teoría de tipos de cambios flexibles (...) En España la burbuja de la vivienda se desinfló. Ahora hace falta austeridad, pero lograr que los salarios y los precios bajen es difícil: nadie quiere ser el primero en recortar, sobre todo sin garantía de que los precios bajen. Los irlandeses han sufrido dos años duros de salarios congelados, pero España y Grecia apenas han iniciado ese proceso. 
Por la importancia que tiene el artículo para nuestros lectores, hemos decidido resumirlo por puntos:

*En efecto,la adopción del euro ha mejorado algunas economías, pero solo el 15% de esas naciones, y no mucho, después de la crisis. Ahora se hace claro que Europa no está financieramente integrada. El problema de Grecia o España (pese a lo que se diga) no es necesariamente el problema de Alemania. Durante las vacas gordas, los países con intereses altos pedían prestado a las naciones con intereses bajos. España, Irlanda, Portugal y Grecia se endeudaron mientras Alemania se enriquecía. Hasta que la burbuja estalló.
*Por ahora, los inversionistas han perdido la confianza en España, Portugal, Irlanda y Grecia.¿Qué ocurrió? Primero, la caída de las ganancias, pues los ingresos fiscales dependían en gran medida de los bienes raíces. El desempleo se disparó, y esto trajo un aumento enorme en las prestaciones por desempleo (¡el estado de bienestar europeo es ahora una carga!). De ahí que España e Irlanda pasaron, de tener excedente presupuestario en 2007, al enorme déficit presupuestario de 2009.
*Añádase a esto la poca solvencia de los bancos europeos. En este departamento Irlanda está peor que España, pero recientemente se ha destapado un nerviosismo ibérico por el hecho de que hay muy poco dinero en las arcas españolas. Lo que viene es que el gobierno tendrá que hacer al menos un "bailout" tipo americano. Es posible que lo que hace a España e Irlanda más débiles sea el mismo EURO. ¿Por qué? Porque estar en el club del euro significa que estos países tienen ahora que "desinflarse" de vuelta a la competitividad, y esto no está exento de dolor y sacrificio. Las ganancias han caído, pero no así la deuda, que sigue subiendo tercamente. Lo que sucede es que si la economía se desploma por cualquier razón (en este caso la burbuja inmobiliaria), el gasto disminuye (y también los precios y salarios), pero las deudas no. Los deudores tienen que seguir con la cruz a cuestas, cumpliendo las mismas obligaciones. Bottom line: Hay que recortar gastos (lo que deprime aún más la economía). La manera de evitar este círculo vicioso, es la expansión monetaria ---> fabricar dinero. Que es lo que han hecho la Reserva Federal y el Banco de Inglaterra. Grecia, España e Irlanda no tienen esa opción –pues ni siquiera tienen su propio dinero.
*En los dos últimos años Grecia, y luego Irlanda, han quedado atrapados en un círculo vicioso financiero. Los prestamistas (inversionistas) potenciales han perdido la confianza, lo que trae como consecuencia que las tasas de interés para pagar la deuda aumenten. Paradójicamente, eso trae como consecuencia una mayor pérdida de confianza en la economía, y eso causa un aumento en las tasas de interés.
*La severidad de la crisis hizo que el grupo de "los fuertes", Alemania y Francia (los países bajos, Austria y Finlandia), ofrezcan ayuda para evitar una implosión inmediata del euro. Y por el momento Grecia e Irlanda siguen respirando, pero ¿es esto un pulmón artificial? Veamos el caso de Grecia: Incluso si el gobierno renunciara a toda su deuda, todavía los griegos tendrían que recortar el gasto gubernamental y aumentar los impuestos para equilibrar su presupuesto, es decir, el dolor de la deflación griega no hay quién lo pare. Hay economistas que hablan de reestructurar la deuda griega, pero dicha reestructuración podría traer un círculo vicioso de caída mayor de la confianza y por tanto mayor aumento de los costos de interés, lo que puede hacer de la devaluación interna una posible -aunque sin duda brutal- estrategia.
*El plan Merkel: Se dice que en la última reunión del Consejo Europeo, la Merkel se salió con la suya: Los gobiernos (las naciones) que no puedan obtener préstamos en el mercado privado recibirán préstamos del resto de Europa -pero con garantías rígidas-. Se habla del "rescate" de Irlanda, pero Irlanda está pagando un 6% de interés sobre el préstamo de emergencia. Tampoco habrá E-bonos (como había sugerido el ministro italiano de finanzas Giulio Tremonti).
*No nos engañemos, hoy por hoy la economía europea es mayor que la de los Estados Unidos. Lo que ocurra en Europa repercutirá en la economía mundial. No se trata tal solo de un problema "europeo". Es un problema mundial. La pregunta que se impone es si las naciones fuertes de Europa van a dejar que el euro se vaya a pique, o si van a aceptar la responsabilidad -y el costo- de convertirse en los guardianes de sus vecinos.

Nada fácil.

9 comentarios:

Anónimo dijo...

Tiene salvacion pero a medias. O sera que al final habran esferas de influencia como en cualquier asociacion. Alemania y Francia alante. Ya ahora Espanna parece un crio al lado de esas. Y que conste, soy espannol.

JR dijo...

Ya lo he dicho: no hay donde carajo guarecerse. Debiéramos volver a la comunidad primitiva. Tal vez, con menos, seríamos más felices.

Anónimo dijo...

DE ACUERDO, JR,¿NO SE COMO PODEMOS LLAMARNOS FELICES, SI EL DIA A DIA ESTA LLENO DE TENSIONES Y MIEDOS?
(BUENO, TANTO COMO A LA COMUNIDAD PRIMITIVA NO, PERO A VOLVER A UN ESTILO DE VIDA MENOS COMPLICADO, SI)
ABRAZOS
ERNESTO

La Mano Poderosa dijo...

Que ha cambiado en el mundo?
Si no fuera una bestia que te comia en el bosque, otras tribus que te mataban, o un ejercito que te invadian, estamos en el mismo peligro hoy en dia que siempre tuvimos, al punto de la muerte. Durante la corta historia humana, nada ha cambiado, solo la poblacion, sistemas para la organizacion de las poblaciones, y nuevos metodos para el uso de nuestra destruccion. Ven, nada ha cambiado.
So Relax~~~~~~~

A.T. dijo...

Mano, suenas como todo un fisiócrata. Gracias por entrar y atreverte a discutir en la era de tweeter y facebook.

La Mano Poderosa dijo...

Ja! Ja! Don Tweet Triff, Si, me recuerdo todavia mis estudios de filosofia y politica. Pues ya soy un tremendo tweeterista-procersita... Sigo en Facebook, y lo uso para compartir mis viajes y fotos de ayer, y hoy. Pero el mundo seguira girando, con nuestra presencia o no.

william Rios dijo...

tweeterista-procersita... cono!!!

Anónimo dijo...

:+)~~~~ Porque sin guaperia?

La Mano Poderosa dijo...

AT, in reference to Krugman and what Obama said... Obama also said " if they bring a knife to the fight, we'll bring a gun", this exemplifies civility on the presidents rhetoric? What blatant political, pure narcissistic hypo"crazy"( this was during the campaign in Philadelphia, the birthplace of freedom,seems that he is still campaigning). Way to many political pundits running the media these days, no news, just editorials and outright yellow journalism. I've been in the desserts and hills of Arizona, as well as in the Chambers of the U.S. House and Senate, and throughout Washington D.C. From my personal experience, I have encountered more snakes in Washington D.C. than the entire State of Arizona.