jueves, 14 de octubre de 2010

La globalización aumenta porque somos más viejos


La circularidad del argumento que sigue (y que gana el premio de la susodichada de la semana) aparece en el New York Times de hoy:
El envejecimiento de la población está alterando la economia de occidente. La globalización se ha acelerado ya que el mundo está envejeciendo rápidamente. Y ese ritmo de envejecimiento mundial acelera la velocidad -y el alcance- de la globalización. Dicha dinámica también influye en la producción y obtención de riquezas. El alto costo de mantener esa población ha traído como consecuencia que los Estados Unidos y las demás democracias ricas de occidente pierdan su equilibrio económico y político.
Es decir, el standard de vida occidental es hoy por hoy una carga económica insoportable, y por tanto la globalización aumenta. De paso, dicha carga produce una crisis que estimula la globalización. Tal parece que la crisis económica es producto de la vejez.