martes, 12 de octubre de 2010

El retorno a la vida



Una operación que ha aglutinado muchas voluntades ha permitido esta salida de un infierno de casi 70 días. La solidaridad se ha impuesto al cautiverio y la adversidad. ¿Será esta una señal de que es posible escapar de otros encierros autoinfligidos? Pensémoslo... Y emprendamos el izaje.