miércoles, 16 de junio de 2010

El desmayo de Petraeus y la en(salada) de estrategias


La noticia del desmayo de Petraeus en medio de su deposición en el senado es demasiado sintomática como para no prestarle atención.

La pregunta que se debatía era: ¿Puede o no el plan de salida próximo de la administración en Afganistán socavar el éxito de la misión?

Es entonces que John McCain objeta la política de Obama. Pese a que McCain es la sombra espectral de su maverick anterior, hay que admitir que tiene la razón. Obama quiso quedar bien con Dios y con el diablo y ganó el diablo. De ahí que el general Petraeus pierda el equilibrio: la mirada perdida, la tez nívea, el labio inferior protuberante, gotas de sudor pululan la frente. Todo, aparentemente, por falta de agua, o de sal.

La deshidratación es simbólica. Se trata de falta de sal en la estrategia, que en este caso se presenta como la paradoja del mar muerto: no hay nada más (sal)ado para un general que no tener un plan de SAL(ida).

La escalada militarista de Obama en Afganistán fue una movida en falso, faux pas político para apaciguar el ala revanchista del lado republicano (el mulato con el premio Nóbel de la paz y encima congraciándose con los árabes). Demasiados puntos para los McCainitas. Como dije: ganó el diablo. No hay plan posible que funcione. EE.UU. no puede sostener por más tiempo una guerra inventada -y sustentada- por la narrativa Western de la era Bush, y ahora enarbolada, en la era de los desastres corporativos como los de BP, por el simpático general Petraeus sin -literalmente- des-gastarse, de.. salarse

En el teatro de operaciones: Afganistán parece una pieza de commedia dell'arte: Estamos casados con un títere: Karzai, el dandy calvito, caprichoso, divorciado de la realidad interna de su país, ejerciendo el poder con alfileres en medio de un nepotismo à-la-pashtún... delirante. Con un movimiento guerrillero autóctono al que apoya la población (claro, con mucho billete del opio más la inteligencia que les proporcionan los "tali" desde Pakistán... sino... ¿dónde creen que viven como reyes los pinchos talibanes afganos?). Para acabar el cuadro tenemos la gota diaria y constante de soldados americanos muertos en el campo de batalla. ¿Qué puede esperarse de Afganistán cuando la opción talibán supera la opción de la primera potencia del mundo?

Desde este lado: Un país casi en quiebra no puede seguir gastando cientos de millones de dólares contra un enemigo literalmente sarrapastroso y luego categorizar, a nivel de política exterior, que los talibanes constituyen "una amenaza directa contra EE.UU". La guerra se ha convertido en un raro caso de causación por contagio: Mientras más nos metemos en Afganistán, más nos hundimos... ya se vislumbra un posible Pakistán talibán con armas nucleares -y eso es una bola de humo diferente.

Volviendo a Petraeus. ¿No es obvio por qué estaba deshidratado?

______
A propósito, el New York Times de hoy sustenta mi argumento arriba. La mano larga del Talib pakistaní en la guerra de Afganistán.

8 comentarios:

Abel dijo...

salgamos!

Turbante Cruzado dijo...

Ninguna de esas guerras con lo que fue el imperio persa puede ser ganada sino de pírrica manera: Hay mucho que perder con esas victorias impensables. El exterminio en masa de todos los radicales del Islam traería una raza de cucarachas con turbantes, burkas y akaemes que lo sabrán defender todavía. Deberían consultar nuevamente a los rusos que ya pasaron la pena.

Miguel Iturralde dijo...

Totalmente de acuerdo. Muy difícil la salida honrosa, pero hay que salir de allí a como dé lugar. Esa guerra es interminable dado que nuestros aliados en esa región, Pakistán y Arabia Saudí, son promotores claves del Talibán.

Recién publican noticias de valiosos hallazgos mineros en diferentes zonas de Afganistán. Hablan de oro, plata, cobre, cobalto y otros valorados en miles de millones de dólares. Las exploraciones están a cargo de geólogos norteamericanos. Ojalá que no resulten un pretexto para alargar la estadía.

Saludos,

MI

Ernesto Menéndez-Conde dijo...

Magnifico. Me ha encantado leerlo. Pero ahora la guerra si ira a todo tren. No sera una farsa para complacer a los republicanos. Resulta que han descubierto uno de los yacimientos de minerales mas grandes del planeta en el suelo de Afganistan. El pais del cultivo de amapolas podria, en cuanto comience a explotarse todo ese oro y demas metales, convertirse en uno de los mas ricos del planeta. Crees que los yumas van a permitir que los talibanes le arrebaten el pastel? Asi que hay que sentarse a esperar. La salida honrosa demorara, al igual que la lucha contra la insurgencia taliban, por muchos premos Nobel que le den a Obama.

A.T. dijo...

Gracias, amigos.

Gracias, Ernesto. La salida, mientras más rápida más honrosa, claro, tu enemigo lo toma como una huída deshonrosa.

A.T. dijo...

Cierto MI, pero no. Si EEUU se mete en eso sí que la caga.

Anónimo dijo...

Alfredo, el otro día mencionabas la economía zen. ¿Por qué no te refieres o me refieres a ese término?
gracias
cristina

A.T. dijo...

Gracias, Cristina. Déjame formularlo.