Thursday, May 6, 2010

El falocentrismo y la mujer perjura

Alfredo Triff

Si quieres conocer mujer perjura los tormentos que tu infamia me causó, eleva el pensamiento a las alturas*… 
En la tierra la mujer perjura. Observen, no jura, que jurar es reafirmar la verdad. ¿Por qué? La situación lo requiere. A veces quien habla no convence (no podrá hacerlo por su sexo). Y está el teatro de jure.** Digamos “la que habla”, la execratoria, que no es el caso de un hombre.

Perjurar es mal jurar. Ocurre cuando se oculta la Oz-y-el-Martillo del juramento. El anillo oscuro del cuerpo jura-que-te-jura, símbolo de la oquedad detrás del cuento-de-los-cuatro-caminos adosado a la conciencia. Cuando un cacho de macho jura declaración de La Habana, reafirma lo cierto.

¿Pero es algo más cierto porque se reafirme?

Sé firme, macho: Fírmalo -cunde ahora la sospecha con el falocentrismo. De ahí que el juramento solemne del hombre pareciera puro teatro. Foto de juramento. Ser testigo para los testigos. Jehová te mira apenado. Pero el acto así “vigilado” por el ojo avizor no mata para reafirmar nada, sino que jura por jurar. ¿Y no es eso perjurar?

La lengua estofada en salsa de tomate asevera que el hombre no perjura. Nunca. No existe ni la harina de la neblina, ni el revés del forro. La fina transparencia entre idea y acto hacen del hombre el vehículo idóneo para la-verdad-os-hará-libres sin que la conciencia misma del hombre la perciba. Es tal la transparencia apofántica del cacho de macho cabrío. ¡Ojo, cuidado! La verdad condena al hombre. No puede mentir quien no sabe que no miente. No lo sabe porque es inane homogéneo con el uno***, soplo nonato, autómata.
________
* Canción de Miguel “El ciego” Companioni (1881-1965), compositor de “Amelia” y “Alelí”, entre otras. ** Dícese de eso que concierne la ley. ***Paráfrasis lezamiano.

10 comments:

Anonymous said...

En espanol por favor!

Anonymous said...

me voy a buscar un zanac.

Anonymous said...

Dejate de cantifleo Alfredo...mucho blah blah blah y no dices nada.

Anonymous said...

si hable claro y dejese de enmaraniar la idea (si es que tiene alguna idea clara), que termina usted sin decir nada. Deje el cantinfleo.

Anonymous said...

Hablas tan profundo que no se te entiende nada.

RI said...

Las mujeres "perjuras" no somos escuchadas; nuestro discurso sale descalificado, y se nos disfruta como un mantra benigno, en el fondo de las conversaciones. En fin, el mar.

Anonymous said...

Cantinflas. Mario Moreno en accion.

A.T. said...

Gracias a todos los anos escépticos por los conejos literarios. Ya veo que soy un fracaso. Sniff, sniff!

Moris Blank Shot said...

Buen texto, nada más requiere de un tiempo cerebral del que no disponen los aquejados del pensamiento mono lineal, que no admite oscuridades luminosas, que cree que debe (y que puede) leerlo todo, saber, de lo que le dicen, todo... Hay escrituras que son puro aroma para la razón poética, inabarcables por los caminos simultáneos que brindan. Hay escrituras melocotones para circunvoluciones vagas, llenas de aspirina, de 2, 6,13, 23, 41, 51... Los que tendrán que esperar un post entre-tenido de ya saben quién.

sonora y matancera said...

equelecuá, la penelengua corta el bacalao de la clitolengua siempre, siempre. y bacalao con pan, sin salsa... es una pluma arrogante y erguida ésa, mientras que la otra es recogida y hasta un toque tímida, a veces. la batalla de las lenguas genitales, que ya se sabe, terminan en una irritación de herpelengua del carajo.