miércoles, 31 de marzo de 2010

Revés bushista

Pobre Bush, ahora-difunto compañerito de vigilancia. Un juez federal dictaminó que los investigadores de su gobierno -ilegalmente- escucharon conversaciones de una organización islámica de caridad y dos abogados estadounidenses sin orden de registro. 

Típico bushismo.
El juez de distrito Vaughn Walker explicó que los demandantes proporcionan pruebas suficientes para demostrar "que fueron sometidos a vigilancia electrónica sin orden judicial" por la NSA (Agencia de Seguridad Nacional).