sábado, 30 de enero de 2010

No más discursos

Frank Rich en el NYTimes:

El sindicato nacional no anda muy bien de salud. Digamos que está casi... desabilitado. No en balde los estadounidenses esperaban la presentación de Steve Jobs en San Francisco el miércoles por la mañana mucho más que el discurso del presidente esa misma noche (la gente le tienen más fe a Apple que al gobierno en Washington). Ya los discursos sobran. La cosa está tan jodida que no sabemos si hay posibilidad de gobernar este país. El presidente tiene que actuar. Sólo a golpes con la rama legislativa podrán sacar el país adelante.