sábado, 19 de diciembre de 2009

La culpa es de los negros



Alfredo Triff

Adolfo Rivero Caro publica en la sección de opiniones del Nuevo un artículo titulado: "La obsesión igualitaria".

Primero, Caro no aclara a qué clase de igualitarismo se refiere. Tendencias tan disímiles como el socialismo, el anarquismo y el liberalismo defienden versiones distintas de la igualdad. ¿Qué significa igualdad? De acuerdo con el diccionario de la Lengua Española:

ante la ley: 1. f. Principio que reconoce a todos los ciudadanos capacidad para los mismos derechos.

¿Cómo se puede pecar de obsesivo con un principio tan importante fuera del Paraíso Terrenal?

Mi caro Caro: No puede haber justicia sin igualdad.

A continuación otro párrafo no claro:

Todos somos diferentes y nada más justo y natural que aceptar esas diferencias. Lo forzado, artificial e intelectualmente deshonesto es insistir en que esas diferencias no existen.

¿De qué diferencias habla Caro? Porque la teoría de la igualdad moderna nunca ha pretendido aseveración fenotípica o genotípica alguna (o mucho menos de comportamiento) más allá de que todos somos seres humanos. Se trata simple y llanamente de igualdad de derechos, trátese de un doctor chino en Peking, un negro mecánico en Mali, un ex-millonario ruso en Siberia, una niña analfabeta en Bangladesh o un cubano diabético octogenario del South West. 

La izquierda ha aprovechado el caso de la discriminación racial, resuelto hace cincuenta años, para insistir en que sociedad americana es fundamentalmente injusta porque todos sus miembros no son iguales.

¿¿Resuelto hace cincuenta años?? La cronología caroiana nos lleva al año 1959 (¿y qué tendrá que ver la revolución cubana?). Caro olvida que la historia de la lucha por los derechos civiles negros se extiende desde mediados de la década de los 50 hasta principio de los años 70. La prueba está en la lista de asesinatos del KKK durante los años 60. Entre los más denotados: 1- El atentado/bomba de la iglesia bautista de la calle 16 de 1963, 2- el asesinato de tres miembros de los derechos civiles en Mississippi en 1964, 3- el asesinato de Viola Luzzo en 1965, 4- el asesinato de Vernon Dahmer. Pero las tensiones raciales continuan ¡incluso hasta fines de 1979!

¿Con qué cara, Caro? Entre paréntesis, el discurso de la desigualdad de derechos no debe ser -ni es- propiedad de la izquierda o la derecha. Y apuro un comentario tentativo de índole moral: A quién le corresponde decidir si es o no discriminado... ¿al de la cara pálida o al de la cara oscura, Caro?* 

Aquí va otro caro reparo:  

Darles ventajas artificiales a las minorías (la llamada "acción afirmativa'') para tratar de conseguir igualdad de resultados ha tenido efectos contraproducentes en todo el mundo.

¿En qué mundo? Caro no aclara. La Acción Afirmativa es un proceso histórico sui generis norteamericano de desarrollo social y legal, que va desde la Decimocuarta Enmienda a la Constitución en 1866 (irónicamente, una invocación a la igualdad: "all men are created equal"), pasando por Brown vs. Board of Education, "La orden ejecutiva de Kennedy", y  el acta de 1964 de L.B. Johnson (la cual sin duda, puede haber beneficiado al propio Caro, como residente cubano en los EE.UU.).

No se pierdan este párrafo final:

En Malasia, Vietnam, Indonesia, Tailandia o las Filipinas la minoría china -alrededor del 5 por ciento de la población en el sureste de Asia- es dueña de la mayoría de las inversiones en la industrias claves. Los inmigrantes japoneses en EEUU encontraron una creciente discriminación que culminó en su masivo internamiento durante la II Guerra Mundial. Sin embargo, ya en los años 70 las familias niponamericanas estaban ganando casi un tercio más que la familia americana promedio. Los chinos han estado despropocionadamente representados en matemáticas, ciencias y tecnología. Los alemanes sobresalen en ciencia, tecnología y las fuerzas armadas. Los ejemplos pudieran multiplicarse indefinidamente.

¡Qué tienen alemanes, ni chinos, ni japoneses con el caso negro en particular! -el eje del artículo de Caro. Los negros fueron traídos como esclavos de África y despojados de igualdad de derechos en este país, desde el siglo XVII hasta los años 60 del siglo XX. ¡Una historia espantosa de brutal segregación racial por 300 años!    

_________
*El argumento de Caro se deshace a sí mismo como la media de Penélope. Al alabar los logros americanos de un presidente negro como prueba de que no hay desigualdad, Caro ignora los avances logrados precisamente por la acción afirmativa que lo hacen posible. Imaginen estudiantes negros en Harvard o Princeton en el año 2009 sin la Acción Afirmativa de los años 60... a soñar se ha dicho.

15 comentarios:

Feminista dijo...

Necesario post. ¡Qué entrada a palos!

Anónimo dijo...

Everybody is racist!

Anónimo dijo...

Alfredo, te mereces un premio. No ya por el hecho de leer los ladrillos que "escribe" el ex-marxista ortodoxo Caro, sino por la voluntad de comentarlos. Por esa vía no llegarás saludable a la cena de Noche Buena, socio.

Ese tipo (Caro), es un truhán de poca monta. Un desdichado converso. De verdad, socio, no vale la pena.

Ernesto Menéndez-Conde dijo...

Dos veces trate de leerme el texto de Caro. En ambas ocasiones me aburrio casi desde el principio asi que no pude pasar del segundo o el tercer parrafo.

El tema de la igualdad racial o de generos o de clase sigue siendo demasiado complejo, y tal vez no se
Pero con un presidente negro en la White House, es evidente q estamos muy, muy lejos del momento en el que los matrimonios entre blancos y negros estaban prohibidos.

Federico Niche dijo...

Claro que Caro esta frito.
Habria que remontarse a las piramides, a la invencion del sistema infinitecimal,el algebra la medicina profilactica o al nacimiento de la astronomia.
Un poquito mas atras, donde Mitologia e Historia entroncan. Digamos que viajamos al dia que en el barco Noah,borracho por la celebracion de la primera tierra firme despues del diluvio, violo a su propia esposa quebrando asi la cuarentena dictada por Dios. Si el hijo negro Kam no lo hubiera castrado por tal ignominia, tal vez apheitas, semitas y kamitas se hubieran llevado mejor en el devenir mitico-historico, sin maldicion de Noah de por medio; tendriamos negros sin el cabello rizado, ni labios prominentes ni mebro elongado. Quien puede afirmar que la mezcla genetica y la reparticion de conocimientos no hubiera ocurrido de manera mas natural y no como resultado de revoluciones y violencias.
Los "avances" recientes de alemanes chinos y japoneses para Caro vienen al caso si quiere decir que los negros no "avanzan".
Caro no sabe que los negros se llamaron negros a si mismos antes que nadie y que asi lo hacian en virtud no solo de la diferencia sino de la superioridad de la que eran concientes antes de hacer colas en el welfare y quejarse de haber sido esclavizados, desmemoriados por tantos milenios de omision-castigo.
Caro no dice que todos los negros se le parecen aunque tenga ganas, bien sabe que la diversidad de los negros es la mayor en el planeta debido a que llegaron antes y han tenido mas tiempo para combinarse.
El racismo,desde cualquier perspectiva, implica un complejo de incomplitud y suma ignoracia de lo compleja que es la dichosa humanidad despues de todo

xxy dijo...

Actualmente existe un porciento de la poblacion de este pais despojada de derechos. Son todos aquellos a quienes se niega el permiso de residencia y trabajo, en su mayoria no blancos. Sobre este grupo de mano de obra barata se basa el desarrollo agricola. Son los siervos de la era de la globalizacion.

A.T. dijo...

Ano: Conozco a Caro personalmente. No puedo hablar así de él. Aunque no estemos de acuerdo, respeto tu punto de vista.

alinabrouwer dijo...

abusadorrrrrr a.t.
:)
quieres pedirle peras al olmo..
besos.
a.b.

alinabrouwer dijo...

caro es una persona ya mayorcita, no es malo..pero la caja de bolas hace rato que le esta fallando..y se ha convertido en un cubano bastante intolerante por cierto..muy dogmatico.
a.b.

R.L.R. dijo...

No hay creyentes más fanáticos que los conversos y su necesidad de demostrar que creen más que nadie en el nuevo credo que abrazan, como apunta el anonimo de la 1.59 y, desgraciadamente, es un problema crónico del cubano.

Muy buen post, aunque nos pueda parecer ocioso ripostar tanto sinsentido, siempre es bueno poner esos textos ante la evidencia de su muela vacía, o aun peor, interesadamente ideologizada. Nada, que les resulta imposible superar el trauma de tener un negro en la oval office.

Isa dijo...

Muchas gracias por tan preclaro articulo Triff!

Isa dijo...

Muchas gracias por tan preclaro articulo Triff!

Maria dijo...

La indignación de Triff con el tal Caro (ni idea quién es, pero me he leído su artículo con cierto hastío)coincide con mi desolación con la poca resonancia que la huelga de hambre de la activista de DDHH y ex-presa política saharahui Aminetu Haidar ha tenido entre los blogueros cubano-españoles- europeos. Aminetu es "mora", pero podía ser cubana: el sultán de Marruecos Mohammed VI le arrebata su pasaporte, tras recibir un premio en USA, en el aeropuerto de El Aiuún (Sáhara ocupado por Marruecos), la deporta a Canarias con la complicidad del gobierno español (entrada ilegal sin pasaporte)y la condena al destierro. En huelga de hambre durante un mes en el aeropuerto de Lanzarote, nos ha tenido a todos en vilo un mes, exángüe, con un hilo de voz desafiando al sátrapa de Marruecos. Cientos de escritores (hasta Vargas Llosa), artistas, y gente común apoyando su causa, vigilias en las calles. han intercedido Hillary, Sarkozy, la ONU, el Parlamento europeo. Finalmente en el Aiuún tras oscuras negociaciones,su casa está cercada por la policía y sus partidarios hostigados. Algunos cubanos han tenido un gesto con ella: Jorge Ferrer, Karla Suárez, Verónica Cervera, la plataforma madrileña "Cuba ¡Democracia Ya!". Poco más. Esos blogueros que tratan temas internacionales, Hernández Bustos, Abicú Liberal, Zoé Valdés, La Reina de la Noche, Marga García Alonso,la han debido de considerar demasiado mora o izquierdosa o qué sé yo. Un saludo a Miami.

Anónimo dijo...

At no hay arreglo.

Abel dijo...

la verdad esta a medio camino, no obstante, a Caro no hay quien lo salve , ni lo aguante...es el dogma en dos patas.