domingo, 25 de octubre de 2009

Sé auténtico: No hagas lo que dices



Alfredo Triff

Hablemos un poco de esa falla estructural siempre ((((((oculta))))) detrás del templo de la autenticidad exiliada: La autenticidad. El viscoso discurso que nos ha llevado toda una vida construir. Miles de horas cogitando y discutiendo con la familia, rumiando en la soledad y culpando semejantes. Programas de radio y TV de cada día con cubanólogos descargando; miles de cuartillas blogueras insulsas, cientos de tesis académicas con nimias predicciones susodichas. Es el negocio de la esperanza. Y todo se mueve alrededor del eje moral de la autenticidad.

Reclamar tanto para los demás, ¿no pudiera ocultar nuestra propia falta? 

Nuestra flaqueza queda al desnudo en la urgente necesidad de mostrar al mundo la transparencia de nuestra fibra, la sustancia de nuestro generoso carácter. Civilismo de acá contrapuesto a la condición anodina, típica de la mayoría de allá, silenciosa y silenciada -o colaboracionista del régimen. Todo cubano isleño debería ser un Elías Biscet, toda mujer debe vestirse de blanco o abrir un blog y llamarse Yoani.*

No nos basta la vida de éxito y abundancia material que obtuvimos dejando atrás la pesadilla susodicha. El autenticómetro exiliado pide la siguiente paradoja: No ser lo que predicas. 

Exigirle al isleño desde Miami, o Barcelona o París, posiciones absolutas denota una cierta propensidad castrista: Eres "anti" o eres "pro". Esa doble moral invalida las consabidas fugas exiliadas: camarioquera, balsera, marielística, guantanamera, o loterística. No se hable de la otra; viajar al extranjero y quedarse, o hacerte el que te quedas, o "quedarte sin quedarte".

Hablando ocularmente: Es cuando se comienza a ver la viga propia que podemos hablar de la paja ajena. Eso es autenticidad.
_____________
*Estos son los últimos modelos a seguir. Cada generación de YO-al-ANTI-YO enarbola los suyos. Mi comparación no le resta mérito alguno a esas personalidades que se baten a diario con la pesadilla. Sólo trato de comentar nuestro "culto a los héroes".

12 comentarios:

Anónimo dijo...

Lo mas delirante es que estos fanaticos de la nueva ola quieren hacer politica. Pero fijense que no la hacen tratando de unir gente a su causa, lo logico en cualquier propuesta de esa naturaleza, sino tratando de quedarse solos, pa que nadie les estorbe. Eso no es hacer politica, sino dejar las cosas como estan. Ademas la mayoria esta muy ocupado limpiando el pasado.

Anónimo dijo...

La paja exiliada. O la paja del exilio.

Anónimo dijo...

Triff, Excelente ironia.

Luis dijo...

Triff creo que si, que desde ciertas pocisiones juzgar es un ejercio no solo valdío sino hasta hipócrita y contraproducente. Tal como el pasaje bíblico, la paja en el ojo propio es fundamental removerla para la ayuda aclaratoria del ajeno. Me asalta la duda de, si en ese punto preciso de la introspección o percepción interna que tiene como fundamento la capacidad reflexiva de mejoramiento y por tanto de la autenticidad, que no es más (para mi al menos) que parecerce más, cada día, a lo que uno quiere ser, ese ejercicio que se llama opinión, critica, percepción; no caerá de nuevo e infinitamente dentro de categorías de relativismo y acercamientos de la sartén a las brasas de los puntos de vista contrarios; puntos de vista que sin ser menospreciados, para la contraparte, siempre tiene los ojos llenos de paja. No se...no me queda claro si lo mejor del mejoramiento humano que nos ha llegado, a sido dicho por personas, lideres, profetas que no hacían l que decían. Para el caso de Cuba; estoy en las mismas.

Molde Deslizante dijo...

Cierto. Nada mas que te jodes un poco a causa de tu causa autentica ya no eres un exitoso y la recompensa es el desden o el repudio silencioso.
Los fanaticos de nueva ola expresan asi su autocompasion, una suerte de disculpa por no alcanzar lo heroico.

Guerrillero del llano dijo...

Y éramos auténticos de partido Y ortodoxos de corazón. La misma cosa al revés.

Anónimo dijo...

Jajajajajaja.

enemigorumor dijo...

buen texto

Nino dijo...

no sé si se han fijado que muchos de esa tendencia ultra del exilio vienen de un pasado de fieles vividores y colaboradores del castrismo, con viajes al extranjero, pinchas en embajadas, o estudios de ingenierias en la URSS, padres del MININT o ministros, hueleculos de personajeros del régimen, maoistas y troskistas de los 60, o sea, trepadores natos, especialistas en la disimulacion y aquejados de proyeccion psicologica cuando acusan a los demas de las mismas taras que ellos representan.

A.T. dijo...

Gracias Enemigo rumor. Luis, comprendo tu preocupación.

Cierto, Molde deslizante, y guerrillero del llano.

A los "¡Ah, nos!" por igual.

J-Sí dijo...

Buenísimo!! AT. Abrazos!!

alejandro dijo...

nada de pajas...no tenemos madera de heroes ,de otra manera seriamos Yoanis o Biscet...pero no,somos quienes somos y el precio de nuestra indolencia (por no llamarlo cobardia) se ser "El Exilio",que aunque suene al viejo de la bolsa, o al coco, ni es tan horrible ni es tan peligroso...alguna vez se han preguntado por que nadie pudo hacer nada por cambiar la realidad cubana en 50 años? yo tengo dos razones:1-las cosas asi como estan dan mas $$$, 2-nadie quiere ser el primero en caer...
alejandro