lunes, 21 de septiembre de 2009

El Capitalismo tiene cura (versión optimista)

Una nota interesante en El País del ex-presidente de Portugal Mario Soares, titulada "La crisis del capitalismo especulativo". Soares toca aspectos de la crisis que van más allá de lo netamente económico:

Como es sabido, el epicentro de la crisis se localizó en Estados Unidos y está ligado a los dos desastrosos mandatos presidenciales de Bush. Tiene mucho que ver, en efecto, con la estrategia que Bush desarrolló contra el terrorismo tras el 11 de septiembre de 2001, y con las dos guerras que desencadenó: en Afganistán, con la infeliz cobertura de la OTAN, y en Irak, contra un dictador (uno de los pocos por los que sentía desagrado), Sadam Hussein, con el falso pretexto de la existencia de armas que suponían un riesgo para la seguridad de Estados Unidos. No se trata, con todo, de una crisis financiera y económica únicamente, sino también política, social y medioambiental.

La conclusión de Soares es muy cercana a la de Obama: 

¿Qué hacer, pues? Tengamos confianza y no nos dejemos invadir por el desánimo. La crisis va a liberar nuevas energías. El mercado no está muerto. Todo lo contrario: siempre, eso sí, que esté sujeto a reglas éticas y políticas. Y lo mismo puede decirse respecto a la globalización: sólo le hace falta -tarea difícil, sin duda- una mayor regulación.