viernes, 12 de junio de 2009

Krugman advierte: Ten cuidado con tu odio


Krugman vuelve a la carga y nos advierte que EE.UU. se mueve a una derecha malévola. No en número, por supuesto que no, sino en odio. “El extremismo aumenta por la lluvia de desinformación de los medios de comunicación”, señala el nobelista economista en su columna The Big Hate en el NYTimes (aclaro para desmayo de nuestros castristas-proceristas exiliados que Krugman es judío pero no es sionista*). ¿Ejemplo? El asesinato reciente del Dr. George Tiller, ridiculizado por el castrista Bill O'Reilly en su programa de Fox Channel como “Dr. Baby Killer,” un asesino con “las manos manchadas de sangre”, manteniendo un hospital “máquina-de-moler-carne de bebés”.** What's going on? Acaso con la caída de la prensa americana -y sus estándares- la TV se torna cada vez más amarillentamente castrista, sugiere el articulista y agrega: “Se trata de una verdadera plataforma para elaborar teorías conspirativas... que terminan borrando la línea entre la ficción y la realidad”. Un ejemplo descollante es Glenn Beck en Fox. Lamentablemente muchos americanos se chupan el cable foxista-supremacista. No hace mucho, Beck dijo a sus televidentes que la Agencia Federal de Manejo de Emergencias estaba construyendo “campos de concentración para internar disidentes de derecha americanos como parte de la política de la administración totalitaria de Obama (cuando fue presionado, Beck admitió que “nada de eso estaba ocurriendo”). El tipo ha llegado a decir que “Obama no sólo se identifica con los musulmanes, sino que él mismo es un musulmán, aliado a la Hermandad Musulmana***. Beck no está solo, ciertos blogs continentales racistas sionista-castristas dicen lo mismo. Finalmente Krugman menciona a Rush Limbaugh quien recientemente dijera en su programa radial que la gripe porcina es un cuento “para que la gente responda dócilmente a las órdenes del gobierno”. Krugman se pregunta: What's next? Antier, un viejo pro-nazi de 80 años entró en el Museo del Holocausto en Washington DC, dispuesto a acabar con quien fuera. El odio destruye, los extremos se tocan. Cuidado, castrista-sionista-procerista, tu retórica encendida puede terminar jodiéndote.
____________
*Los sionistas castristas quieren hacernos tragar la cretinada de que ser judío es ser sionista es ser israelí. El argumento de Krugman en el NYTimes nos toca de cerca a los cubanos: El racismo procerista exiliado viene cultivando el amarillismo desde hace tiempo. Con el pretexto del susodicho y sus desmanes piden “venganza” para esa Cuba post-susodicha. **Entre 2005-2007 “The Factor” de O’Reilly ha dedicado 28 episodios contra George Tiller. El más reciente en abril 27.***Beck no está solo, ciertos blogs exiliados de corte seudo-literario, francófilo-continental, sean procerista-batistianistas o proceristas-sionistas -al final la misma miasma, repiten la misma pastilla amarilla.

8 comentarios:

Anónimo dijo...

Pero hay que ser bruto para meterse esas descargas de FOX TV.

Ana Maria dijo...

at. tu post es muy oportuno. Lo peor es que los judíos han sufrido en carne propia la retórica encendida del antisemitismo.

Coolpix dijo...

Ya hicieron lo mismo antes de las elecciones y perdieron miserablemente. La gente no se tragó el mensaje de odio y racismo de Palin y McCain.

Anónimo dijo...

Es precisamente el temor mezclado con ignorancia de la que se aprovechan personajes como los mencionados O'Reilly y Beck.

Estamos viviendo una época en algo parecida a la década del 60, y sus "growing pains", por los aparentes cambios que se avecinan. Por ejemplo, el plan de salud universal "a la europea" que el Presidente Obama está impulsando es tomado por muchos como punta de lanza socialista, un comienzo de la destrucción del "American way of life", según visto por muchos.

Saludos,

MI

Anónimo dijo...

Vaya Triff, en la misma quijada! HLM

La Mano Poderosa dijo...

Por esa razon hay que oir con los dos oidos, el izquierdo y el derecho. Al realmente oir, se puede formar una ideologia balanciada.

La Mano Poderosa dijo...

Ahora, si se tapan el oido derecho, escucharan con el izquierdo solamente, y pierden su "stereo cerebral".

Emeterio San Carlos dijo...

Muy buen comentario. Todas esas estupideces que dicen Glenn Beck y Rush Limbaught, pero multiplicadas por cuatro (multiplicar el grado de imbecilidad por cuatro, quiero decir) podemos encontrarlas en los blogs de "afamadas intelectuales" cubanas residentes en Europa.