miércoles, 24 de diciembre de 2008

Árbol de Navidad feminista de Ileana Fuentes


¿Qué

le deben

las mujeres

y la Humanidad

al feminismo?

El derecho al voto

al estudio, a la propiedad

a guiar un auto y al cuentapropismo

el derecho al trabajo fuera del hogar

el derecho a heredar bienes y propiedades

a salir a la calle sin escolta masculino de la familia

a no ser maltratada, a separarse del marido abusador

a obtener un préstamo y abrir una cuenta en un banco

el derecho a la potestad de los hijos, independiente del estado civil

el derecho a poner una orden de restricción contra un esposo abusador

el derecho a recibir un sueldo igual al del hombre por el mismo trabajo

a casarse con la persona que ama, no con alguien impuesto por la familia

el derecho a recibir asistencia médica durante y después de un embarazo

y a no tener que casarse con el hombre que la violó, para “salvar” la honra patriarcal

al divorcio por cualquier razon y a casarse de nuevo, sin perder la custodia de los hijos

el derecho a no ser sexualmente acosada por superiores, y a demandar a los acosadores.

El derecho a enfoques pro-mujer que causan cambios en actitud, protección, y leyes

para abordar el femicidio impune (asesinato de una mujer), el mal llamado “crimen pasional”

la violación sexual en términos de violencia contra la mujer, no como acto sexual

el control de la natalidad, los anticonceptivos, la planificación familiar, la interrupción de un embarazo

la valoración conceptual del trabajo doméstico, maternal y de cuidadora en términos del mercado laboral

la discriminación sexual –por ser mujer- o por preferencia sexual –por ser homosexual-

la mujer en cargos públicos, en la política, ejerciendo un liderazgo social y económico

mujeres sacerdotes en las religiones protestantes, y la lucha por ese derecho dentro de la Iglesia Católica.

En el plano internacional, las feministas han denunciado y luchado, y siguen denunciando y luchando:

por los derechos civiles y humanos de la mujer en el mundo, especialmente en sistemas fundamentalistas

por impedir la compra y venta de esclavas, conocido antes como “trata de blancas”

por erradicar la mutilación genital –clitoridectomía e infibulación- de niñas y adolescentes

y el asesinato de esposas

para incrementar la dote

familiar de los maridos

en segundas nupcias

la prostitución en sí, sobre todo de niñas y adolescentes

la pornografía, especialmente la pornografía infantil

por combatir el asesinato y la desaparición de mujeres

por erradicar el aborto selectivo de fetos hembras

(sobre todo en China comunista donde es común)

porque representa un genocidio de género, y el

aborto obligatorio como política de estado.

Seguiremos luchando por las cubanas y reiteramos nuestro agradecimiento a todos los

amigos y las amigas que nos apoyan

¡Adiós, difícil 2008! ¡Renovación y optimismo! ¡Felicidades y Próspero 2009!