viernes, 31 de marzo de 2006

12 noticias

Por tumiamiblog

Hola blogolandia. ¿Qué hay en el tapete? Dependiendo de tu persuasión, eminente o risible: 1- Noemi Campbell se las trae. 2- A veces la tierra se venga. 3- Con tantas malas noticias viene bien un antídoto. 4-La fortuna se repite, es todo combinatoria. 5- Ciber-¿qué? 6- Parece que no moja. 7- La France o pobre Chirac. 8- Hoy oí que una mujer había dado a luz en un inodoro. Esto es peor. 9- Refúgiate en algo terapéutico. 10- A veces hay que saber leer entre líneas…11- ¿Es esto buena poesía? 12- Hasta hoy, la historia es todo un misterio.

jueves, 30 de marzo de 2006

El Fifo ha...

Por tumiamiblog

¿ Otro rumor? ¿Será cierto? ¿Muerto? ¿Embalsamado? La verdad es que todo esto me huele a patafísica.

ARTE DICTA

Por tumiamiblog

La última es la escultura de la famosa cantante Britney Spears, desnuda y dando a luz (creada por Daniel Edwards, un artista norteamericano como alegato contra el aborto). La galería Capla Kesting Fine Art de Brooklyn ya ha recibido cientos de cartas de protesta y apoyo. La pieza se titula, "Monumento a favor de la vida: El nacimiento de Sean Preston". El escándalo sólo comienza. ¡Que viva el arte!

miércoles, 29 de marzo de 2006

Update

Thanks for all the emails and phone calls. Something happened this morning while I was working with the template: I got kicked off and when I went back, the blog was off the air. Then I realized that half of the template was simply gone. I've been tweaking the template for two years now and this is the first time this happens. After many emails to blogger and no clear response, I decided to customize the blog again (yes, I had no backup of my blog). At least we have the archives. Gracias a todos.

Vía en rosa


Por René Rodríguez Soriano (publicado en Crónicas)

Esta mañana, en una calle de Miami alguien quebrantó el ritmo de las cosas. Nada que ver con la reapertura de la gruta de San Pedro, ni con la caída del precio del oro en la tarde londinense de este miércoles de abril. En la radio van del embarazo de la Spears, a los treinta puntos de Ginóbille (para asegurarle el título de la División a los Spurs), de Sumatra (en estampida por las violentas sacudidas del monte Talang), cruzan por las convulsas calles de Bagdad. Yo, mientras conduzco hacia el trabajo, pienso en las noticias de la tele que me llevan y me traen entre Condoleezza Rice y el obelisco de Axum. Miro al chico rudo (del Nissan 350Z gris metálico), que frena y se afeita. Se afeita y frena. La chica de la blusa fucsia ajusta el retrovisor de su Jetta azul celeste. Busca en el bolso, mira en cinco direcciones. Luce contrariada. Tira la mano hacia atrás… reluciente. En algún lugar del universo de su asiento trasero descansaba el remolón creyoncito. Ahora se lo embadurna en sus (hasta ahora) inexistentes labios. Al fin. La salva melodiosa, la voz pulida de Paquita (la del barrio) quien, entre estallido y estallido del tubo de escape de la recién pintada Astrovan del handyman de Aguascalientes, suelta flores y verdades contra las engañosas promesas de los hombres. Pienso que las sauditas tendrán que despintarse el velo que proscribe su sonrisa a plena luz del día. Voy del chillón encendido a los más delicados matices; de JC Penney a Cole Hann. De la placita al mall. El moreno del Mustang convertible con ribetes plata y oro, ajeno a mis preocupaciones, mira sin ver al pelirrojo del amarillo irresistible y aparatoso Hummer. Este se interpone entre nosotros y la asiática, quien finge que nos mira mientras frota las mil cien caritas de la piedra que se balancea en el poste del retrovisor de su coqueta Mini Mil clarito (con imperceptibles ralladuras en la puerta izquierda). Tan empeñado estoy en los consejos del experto astrólogo, que casi no advierto a una de a pie que cruza la avenida, me sonríe y me prende una rosa en el ojal.

martes, 28 de marzo de 2006

Compensación inconclusa

Por Alfredo Triff

Yuesneivi y Yankel caminan hacia el carro por el estacionamiento del condo de Yasmani en Sweetwater. Es tarde y han vacilado de lo lindo. No hay ni un alma alrededor. Tremendo pari de velda... piensa Yankel. Pipo ¿estás bien? Claro, mama… mamey. Se montan y Yankel da marcha atrás. ¡BAM! Oye Yanke, ¿qué paso? Ñó qué mielda, dice él. Le diste al carro ese; te dije que tomaste mucho, dice ella. Oye, tate tranquila que no es ná. Yankel sale del carro y mira el golpe. No, no pasó ná, dice él. Yuesneivi lo mira fijo. ¿Cómo que nada? Mira el Toyota ese... le hiciste mielda el costao. No, chica, te digo que al carro de nojotro no le pasó ná. Dale, móntate, que pa luego es talde. Yankel maneja despacio para salir del parqueo. Pasa con sigilo por la garita del condo. Eso es una mielda, le dice Yuesneivi. Ese carro era de una mujel. ¿Y qué? Seguro que la tipa tiene seguro, espeta Yanquel. No me diga que no viste los dos asientico de niño en la palte de atrá, increpa ella. ¡Oye, no joda má! ¿Qué tu quiere? ¿Qué me pare a llamar al dueño a vel si baja y me le arrodille a pedíle peldón? ¿Pa’qué bebiste tanto? Yanke, contigo siempre e’ lo mijmo. Y así se siguen gritando por todo el Palmetto. Yuesneivi intuye que a la mañana siguiente esa madre no podrá llevar a los niños a la escuela. No sabe, sin embargo, que al día siguiente la mujer debía asistir a una entrevista para conseguir un trabajo que terminarán dándole a otra.

lunes, 27 de marzo de 2006

No es fácil


Por Charles Bukowski

"Se requiere
de mucha desesperación,
insatisfacción y desilusión,
para escribir unos pocos buenos poemas.
No es para todo mundo...
ya sea escribirlos,
o siquiera para leerlos".

domingo, 26 de marzo de 2006

En memoria de Estefan Zweig


Por el fantasma de Fouché

Soy Fouché, jacobino y por un tiempo gobernador de la ciudad de Lyon. Se me acusa de ser un carnicero, pero la gente no entiende las fuerzas que operan una revolución. La gironda radical estaba sedienta de sangre; pedían ejecuciones y yo les daba listas con nombres. Mis enemigos me apodaron el “mitrailleur” de Lyon. En la convención me acusaron de la matanza... aquello estaba todo lleno de robespierristas. ¡Qué ladino ese Maximiliano! Bajo su carapacho inmaculado había un alma retorcida. Hizo todo lo que pudo por cortarme el cuello. ¿Mi fuerza? Siempre fue saber conspirar y esperar. Aguanté humillaciones, contubernios, el disimulo y la falsa alianza. ¿Quién terminó con un tiro en la mandíbula en el Hotel de Ville? Pero no era eso de lo que quería hablar. Sí, fui un personaje histórico, pero nadie me conocería realmente hasta cien años después. Estefan Zweig me imbricó con su pluma. ¿Cómo pudo ese judío calarme tanto? (Confieso que los odiaba, pero con Estefan, aprendí a amarlos). Dime Estefan, ¿qué te llevó a ese pacto suicida con tu mujer? Lo tenías todo: éxito, talento, respeto de la crítica, incluso vivías relativamente acomodado (sé que te preguntabas si te merecías todo eso). Escribías porque eras genial e infatigablemente curioso. Fue el nazismo lo que te mató. Primero quemaron tus libros, luego te expulsaron. El orden del universo que conocías hasta ese momento cedía ante la bota de la barbarie... y no pudiste escribir ya más. Pero ¿ves? Eso yo lo sabía muy bien. Me creaste, porque en tu fuero interno ya conocías del terror. Traté de hablarte desde ese abismo de tu conciencia. Somos lo que somos. Hace tiempo me perdonaste, no por la razón (que carga con el peso de la moral), sino por el vuelo cósmico de la literatura. Somos todos sombras de la comedia humana.

sábado, 25 de marzo de 2006

viernes, 24 de marzo de 2006

Viernes de acertijos

Por tumiamiblog

1. Mongo, Felo y Chago están -los tres- casados, y ninguno tiene más de una hermana. Están esperando al suegro de Chago y al padre de Mongo para ir los cinco a ver un partido de fútbol. Mongo y Felo son cuñados de Chago. Resulta que uno de los tres es hijo único. ¿Sabes cuál de ellos? 2. Con que criterio está ordenado el siguiente abecedario? A, B, C, Q, D, W, E, F, L, M, N, Ñ, X, R, S, G, H, I, J, K, O, P, T, U, V, Y, Z 3. En castellano no hay palabras que no contengan vocales. Un contraejemplo sería la palabra "Y", que también es una letra. Su definición reza: Interjs. U. para denotar indiferencia, displicencia o reserva. 4. adice la historia que Oreste, ñáñigo de estirpe y barbero, afeita a todos los negros que no se afeitan a sí mismos... ¿se afeita acaso a sí mismo? ¿Cuál es el nombre de dicha paradoja? 5. La serie que sigue es atrayente:
3 es divisible por 1
38 es divisible por 2
381 es divisible por 3
3816 es divisible por 4
38165 es divisible por 5
381654 es divisible por 6
3816547 es divisible por 7
38165472 es divisible por 8
381654729 es divisible por 9
3816547290 es divisible por 10
6. Por spuesto, aceptamos otros acertijos.

jueves, 23 de marzo de 2006

Hombre moderno

Por Alfredo Triff

La modernidad nos convenció de una fábula y es que cada minuto que pasa es un nuevo minuto. Cada hombre moderno lo cree. ¿Qué es un hombre moderno? No un hombre sin reloj, no un hombre sin la agónica certeza de saberse al final o al principio de una edad, no un hombre sin una misión histórica o política, no un hombre en vano. Con el hombre moderno, la materia se hace moderna y el tiempo una elástica sustancia que apunta a un constante devenir. Por ello acaso el hombre moderno vive en una crisis perenne. Su naturaleza crítica le crea un estreñimiento emocional y afectivo. Le cuesta mucho trabajo gustar de algo sin cavilar la naturaleza, el origen y la propedéutica de su gusto. Confunde el gusto de la crítica con la crítica del gusto y, por tanto, ni critica ni gusta. Su sospecha (de todo lo imaginable) no se debe a la búsqueda de un orden para las cosas, sino a un impulso ascético, es decir, disfrutar con el juicio es pecar.

miércoles, 22 de marzo de 2006

Resulta que Freud no está muerto


Rosie Inguanzo

Resulta que Freud no está muerto (vea la revista Newsweek). Los enfermeros de la mente han legitamado al médico que fue exhaustivo científico, biólogo y neurólogo y estudió el cerebro antes de dedicarse de lleno a la mente. Resulta que los neurólogos actuales validan nociones freudianas tales como el reino de lo inconsciente. Parece ser que a las arduas feministas, desplazadas por la envidia al pene, no les sirvió el Prozac y se sintieron más comprendidas cuando pudieron ventilar, en conversaciones con sus médicos (hembras quizás), despechos, ansiedades y luchas de poder. La intrínseca feminista ya no se molesta al enterarse que el deseo (ese animal, esa hambre) surge en los brazos de su madre, entre sus pechos, o en la entrepiernas de papá. Parece ser que al machito metrosexual no le importa importunarse midiendo fuerzas con su padre; Edipo tira la toalla y se dedica a meticulosas proyecciones narcisistas y otros goces enagenantes. Freud sigue diciendo lo mismo; nosotros hemos cambiado. Porque resulta que ahora regresamos a la oralidad versus la enajenación psicofármaca. Ahora deseamos hablar, conversar, con Freud escuchándonos desde la cabecera del diván. Ahora quizás hagamos como los griegos y dediquemos una habitación a Saturno y una semana al año de bacanales y licencias (supimos que el dolor no ha de asfixiarse, mucho menos el deseo). Y aunque el inconciente siga siendo para muchos terriblemente amenazador, somos algo propensos a aceptar que el sentido de nuestros actos, la pulsión fugaz de nuestra existencia individual nos hermana en universalidades fundamentales. Parece que Freud tenía razón.

Nunca he tenido problemas en asumir el descocado desvarío, la pasión loca que siento por mis padres; no me niego al deseo que me trajo al mundo, porque como dice W. Blake, quien desea y no actúa engendra la plaga. No hay que celebrar prematuramente lo que tal parece: hemos dado entrada Freud y él descarnado desempercude nuestra moral vetusta y bien resguardada. Googlear a Freud arroja el rechazo que veo como síntoma; enfrentada con la resistencia neurótica, no trato de convencer a nadie. Concuerdo con F. Savater: “Las personas que no piensan como uno son los que mantienen nuestra cordura”. ¡Y que siga la comedia!

martes, 21 de marzo de 2006

La nada electrónica

Por Amílcar Barca

La nada tiene su hábito blanco como cualquier viernes de Cuaresma. La nada es un plato japonés en cuyos vértices se ha cultivado el sueño por una ciudad que, a cualquier precio, habla de sí misma. Llena de puntos luminosos me anuncia que lo presente –lo diario- no está. El anfitrión debería haber expuesto sus habitaciones para el disfrute del ocio sabatino y sus raíces. Pero la nada me sumerge en esta piscina de burbujas donde los pixels muestran la máxima ausencia de luz: negro semántico bajo la oscuridad centellante del blanco. La reunión de todos los colores persiste, también los iconos, pero nadie sabe por qué este maná, bajo la dieta que propone la tecnología, se mantiene mudo frente a mi pantalla... ¿dónde se sumerge el primer café desde Chicago, el cincel de una mano fuerte, la astucia del sacerdote italiano, el filo del machete, los delirios herméticos de aquel poeta joven, la papa dulce anaranjada, los toques pink que aceran, los sueños de Palladio sobre una ciudad incesante, el matrimonio unido en la beach, la palabra precisa del anfitrión, el histrionismo de su amante, los “ ismos” de la Pequeña Habana...? ¿Qué ha sido este silencio dónde sólo percibimos un título: 1...2...3 ¿probando?

lunes, 20 de marzo de 2006

Vergüenza contra censura

Por Jesús Rosado

Sé que a todos nos gusta acudir al blog a descargar, a debatir el tema (o la falta de tema), a polemizar sobre las contenciones o los excesos del comportamiento humano, a poetizar o a joder, a caricaturizar el drama, a dramatizar la comedia. La eterna comedia humana. A veces ni tan humana, ni tan comedia. Como esta tragedia que en apenas trescientas apresuradas palablras quiero dejar sin saldo antes de que un desenlace en breve me las puedan convertir en póstumas. Voy a asumir todo el tono dramático que merece la lenta retirada de una vida valiosa, una vida dedicada al desafío y a la denuncia. A cruzar los macizos cerrojos y los intangibles. Vida hecha hilachas de un hombre que se debate entre el hambre y la muerte. Su piel, casi extinguida, es tan oscura como el mestizaje de mi isla portátil; su estrépito interior enfrenta a la conocida dictadura que nos queda al sur de las balsas. Es un reto ferozmente tranquilo, piadoso y tenaz. Un martirio de temer. Se está inmolando por la simple opción de tener acceso a la internet, una libertad esencial, pueril (diríamos doméstica), tan familiar a los blogueros que visitamos este sitio. Albedrío para acalorar la opinión diversa; para decir, desdecir o no decir. Una alternativa temida y avasallada por los enemigos, no de la libertad del pensamiento y de expresión, sino del propio pensamiento y de la expresión. Decir libertad sería redundancia. El reclamo de Guillermo Fariñas es sencillo, como así de natural es su manera de pronunciarse defendiendo la inmolación ante la restricción totalitaria. Apoyando esa protesta, o al menos comprendiéndola, alimentamos la dimensionada dignidad que su gesto representa: enarbolar vergüenza contra censura. Ojalá el autoritarismo castrista conceda la demanda. De lo contrario, el periodista independiente ya ha proclamado su decisión “a entregar la vida por estos ideales”. Hacer lapidaria una frase así siempre pone en peligro a la impunidad del verdugo.

domingo, 19 de marzo de 2006

Crustáceo y potestad

Por tumiamiblog

Toda opinión tiene importancia para quien la sustente. Por ejemplo, es común creer que la langosta no siente dolor cuando es sumergida en agua hirviendo. ¿No será una sagaz conjetura para seguir paladeando la langosta hervida con mantequilla? Dudo por tanto, que una mera opinión le sea pertinente a lo moral.

sábado, 18 de marzo de 2006

1,2,3 probando

¡Aquí blogolandia! Apagón. Blogger nos comunica la corrupción de un “file” sistémico central que no han podido reparar. Esperemos que el asunto se resuelva mañana. Tumiami posteando desde la etéreo banda virtual a las 8:17pm del sábado. Hasta mañana.

viernes, 17 de marzo de 2006

De nuevo en el aire

Tumiamiblog de vuelta a las 12:57pm. De acuerdo con el email de Blogger, "son reparaciones de rutina". Nuestros archivos estaban guardados en un “bad filer”. No es la primera vez que nos pasa. Una prueba más de lo efímero del mundo virtual --y de las cosas en general. Si aún te animas a visitarnos, opina sobre este o cualquier otro tópico. Hoy es viernes abierto. Le apostamos a lo directo, espontáneo y accesible.

jueves, 16 de marzo de 2006

Time for cambio

Por tumiamiblog

Las últimas encuestas del NBC/WSJ arrojan que nuestro presidente con mucho trabajo araña un 36% a favor y 58% en contra. Se acabó la luna de miel. Ganó la segunda vuelta condenando a su partido a la minoría en las próximas elecciones. Para una creciente mayoría Bush es sencillamente un desastre, un pesadilla que debe quedar en un almanaque de "créalo o no" de Ripley's.

miércoles, 15 de marzo de 2006

La extraña muerte de la pareja Lafargue-Marx


Por tumiamiblog

El sábado 25 de noviembre de 1911 el cubano santiaguero Paul Lafargue y Laura Marx regresaron a su casa cerca de París, después de haber pasado la tarde en un cine. Se regalaron unos pasteles y se acostaron para no amanecer después de la aplicación de una inyección hipodérmica de ácido cianhídrico. El supuesto suicidio de la pareja fue justificado por Lafargue en la siguiente carta-testamento: “Sano de cuerpo y espíritu, me doy la muerte antes de que la implacable vejez, que me ha quitado uno tras otro los placeres y los goces de la existencia y me ha despojado de mis fuerzas físicas e intelectuales, paralice mi energía y acabe con mi voluntad, convirtiéndome en una carga para mí mismo y para los demás. Muero con la suprema alegría de tener la certeza de que muy pronto triunfará la causa a la que me he entregado desde hace cuarenta y cinco años.” Cuatro decenios antes Carlos Marx escribía a su futuro yerno: “Si quiere continuar su relaciones con mi hija Laura tendrá que reconsiderar su modo de hacer la corte. Usted sabe que no hay compromiso definitivo, que todo es provisional; incluso si ella fuera su prometida en toda regla, no debería olvidar que se trata de un asunto de larga duración. La intimidad excesiva está fuera de lugar, si se tiene en cuenta que los novios tendrán que habitar la misma ciudad durante un período necesariamente prolongado de rudas pruebas y de purgatorio [...] El amor verdadero se manifiesta en la reserva, la modestia e incluso la timidez del amante ante su ídolo, no en la libertad de la pasión y las manifestaciones de una familiaridad precoz. Si usted defiende su temperamento criollo, es mi deber interponer mi razón entre ese temperamento y mi hija.” (Continuará)

martes, 14 de marzo de 2006

Tragos, geodesia y asonancia


Por Alfredo Triff

1- Cuba libre (hielo y ron añejo con Coca-Cola a gusto). Bébelo oyendo al Benny con Pérez Prado entre “Maracaibo Oriental” y “Se te cayó el tabaco”, con Pepe Orta en el Nostalgia. 2- Mojito: Hojas de menta machucada, azúcar, limón y ron blanco (sobre lo seco). Cátalo con La Aragón (recomiendo el Cd El corazón de la Habana con “Culpable Soy” con Ramón Paz, o “El Enfermo” con Néstor Milli, “Quien Sabe, Sabe” con Rosendo Rosell, o mi preferida: “El Suavito”. ¿Dónde? Paseando por la 8 entre la 13 y la 17 avenida del Saugüé (la alternativa no alcohólica sería un coco frió en la Bodeguita de la 8 y la 13 avenida). 3- Martini a la James Bond (hielo, 3 o 4 medidas de tu vodka predilecto, ½ de vermouth extra seco), bátelo a punto frappé y sírvelo en una copa de champán. Lugar: Cruseando por Lincoln Road con la jeva (o el jevo) un viernes por la noche, con la sonoridad exótico-bizarra de Esquivel. 4- Negroni (hielo, dos medidas de vodka, una de Campari y una de vermouth dulce). Bátelo a punto frappé y disfrútalo en la barra de The National en Ocean Drive con atmósfera de piano, conga y pájaros de la orquesta de Martín Denny. 5- Gin & Tonic (hielo, ginebra y tónico a gusto, preferiblemente seco). En tu casa, un domingo por la tarde (abre las ventanas y deja que la brisa y el sol de primavera de Miami te bendiga el hogar). Bébelo escuchando el álbum Gin and Tonic de Billy May y su orquesta, homónimo, sí, pero no te arrepentirás.

lunes, 13 de marzo de 2006

Uribismo

Dicen que Colombia marcha en dirección opuesta al izquierdismo del resto del continente. ¿Es cierto?

Futuramas


Por tumiamiblog

Una pitonisa del Saugüé me profetiza con ágil persuasión, pero el futuro que ella vislumbra es demasiado vago para alguien tan exigente como yo, en el siglo XXI. “Vienes porque tienes un problema”, me dice, mientras tira las conchas. “Aquí se ve una mujer y un viaje. Hay una dolencia física transitoria y dinero en abundancia”. Qué va, la despido y decido probar mi suerte. Intuyo que mi futuro (el que sea) es el mismo que el de todos nosotros menos lo que se le reste del mío propio (no hay que ser mezquino con el porvenir). Exageremos la conjetura al dulce amparo de la abundancia. Presumo algo enorme, dramático. Ganaré el premio gordo de la lotería de la Florida en tres meses, en el último sábado del mes y el mundo entero sin saberlo, compartirá esa noche mi futuro (mi número ganador es a cualquier perdedor como el día a la noche, el más al menos, el 0 al 1, el amor al odio). Réstese lo particular de mi millonario destino (ese sábado de mi porvenir) al resto de todos los demás: Ese será el futuro del siguiente. De continuar, obtendremos el futuro del último individuo en la serie, que podrías ser tú. Llegar allí no te hará millonario, pero te dará la llave del misterio. ¿Qué es mejor, ser acaudalado o conocer tu futuro?

domingo, 12 de marzo de 2006

Su genio (primera parte)


Por tumiamiblog

Los pensadores que valen deben sacudir al mundo. En estos tiempos intelectualmente estériles pocos genios te pican como Jean-Jacques Rousseau (1712-1778). Armado con una buena pluma e ingenio, Rousseau destruyó un edificio ideológico de dos milenios. Hasta él se creía que la humanidad era por naturaleza pecadora. El estado y la religión nos imponen el orden divino y necesario; sin ese freno que nos domine somos como bestias. Rousseau se caga en todo eso. Para él todo impulso natural es saludable; es la sociedad la que nos pervierte. Una vez se vivió en paz y armonía; hoy se habita un infierno materialista de desigualdad y convencionalismo. En su Discurso del origen de desigualdad (1755), Rousseau sugiere que la serpiente del jardín no es otra que la Razón. ¿Resultado? La envidia y el exceso. El bicho humano, que se aprovecha de todo, amasa riquezas superfluas. Así perdimos el paraíso. Tuvo suerte y buena prosa JJR. Su novela La nueva Heloise (1761) fue la más popular del siglo XVIII. Cuando publicó Emile las madres la convirtieron en su Biblia. Con sus Confesiones (1782) inventa la autobiografía moderna. Nacido en Ginebra en 1712, JJR se hizo aprendiz de grabador. Un día decide hacer una caminata a través de los Alpes Suizos. En el camino se empata con la Señora de Warens, quien lo sedujo y lo adopta. Luego en París se codea con la crema y nata de la enciclopedia francesa: Diderot, d'Alembert y Condillac. Un día, mientras visitaba a Diderot en la cárcel, Rousseau ve un anuncio en el Mercure convocando a un concurso de ensayo. Sometió su Discurso de las ciencias y las artes (1750), lo ganó y se hizo famoso. Tenía 38 años y su carrera acababa de comenzar.

sábado, 11 de marzo de 2006

Replicante

Pedro Vizcaíno nos manda un enlace con la nueva revista cultural mexicana Replicante. Excelente, con un montón de tópicos y mucha gente de talento. La tenemos en los enlaces a la izquierda. Visítala y danos tu opinión.

Última noticia

Muere el ex presidente de la ex Yugoslavia, Milosevic. ¿Nacionalista o carnicero de los Balcanes?

Carne de cañón


Por tumiamiblog

Hay que ser comemierda o retrasado para meterse en la salvatrucha a tatuarse y linchar mortales. Claro, no ocurriría si hay la posibilidad de un crecimiento normal, con un mínimo de educación y la ilusión por una vida fructífera. ¿Qué se le jodió a esos jóvenes? Pero cuídate de cruzarte en su camino. No creen en nadie.

viernes, 10 de marzo de 2006

Viernes inquisitivo


Por Alfredo Triff

Empecé el post de hoy con algo culinario, pero con los comentarios fuertes que se metieron en la madrugada, decido inducir la decompresión. ¿Qué hay en el tapete blogolandia? 1- Lo originario, la base de la sopa de la vida: H20 ¿Has pensado, cuando te duchas, que alguien en África estaría contento de bañarse una segunda vez con la mixtura de agua, jabón y sudor que escapa por el caño? 2- Con reservas limitadas de petróleo y la gasolina subiendo y subiendo, ¿se te ocurre que Malthus tenía razón? 3- De lo sublime a lo ridículo: ¿Te crees esto? El Ministerio de Cultura que yo conocí nunca fue tan generoso. ¿Tendrá la India un agente publicitario en Miami? 4- Finalmente, los moros se retiraron... ¿Debilidad, sospecha, rencor? DPW dijo “transferencia”, no venta (aunque DPW quisiera, no es tan fácil vender los puertos, menos a compañías de E.U.A.). Después de esta humillación, ¿comprará el Jeque de EAU esa flota de aviones prometida a Boeing o a su archienemigo Eurobus? 5- Perdón, pero después de vivir en una sociedad multicultural, tanto de una misma comarca me aburre. ¿Síntoma apátrida? No hay tema, de comida hablaremos otro día.

jueves, 9 de marzo de 2006

La risa, antes y ahora


Por René Rodríguez Soriano (publicado en Crónicas)

Hubo un tiempo que habría de aparecer en escena un tal Calígula que, quizá, harto de sobatintas y charlatanes, hizo reír a daga y fuego a toda su corte. Cuenta la historia que, habiéndose disfrazado de mujer, se complacía provocando la hilaridad de sus invitados, hasta que Macrón, su amigo y confidente, tuvo a bien recordarle que él era el emperador, no un bufón. Ni corto ni perezoso, Calígula ordenó que se alzara una cruz en el comedor, e hizo supliciar a Macrón para el placer de sus contertulios. Pero no quedan allí las excentricidades del bueno de Calígula que, ansioso de sobresalir en todo, se proclamó el poeta más grande del Imperio y ordenó quemar las obras de Homero, Virgilio y Tito Livio. Incluso, luego de mandarle a construir una cuadra de mármol blanco; un pesebre de rico marfil; un ronzal de piedras preciosas y mantas de púrpura cuajadas de perlas; y poner a su servicio un gran número de criados, incluidos un secretario y un mayordomo; llegó a agregar a su fiel y brioso caballo Incitatus al colegio de sacerdotes. Antes lo había nombrado cónsul, y se divertía de lo lindo haciendo asistir al animal a sus festines. El 21 de enero del año 41, Calígula dejaba de existir en la santa paz de su lecho. Un grupo de malhumorados pretorianos lo sorprendieron cuando se hacia amar por unos mancebos, y lo atravesaron con treinta castas puñaladas. Luego vendría un Cómodo, un Heliogábalo, un Al-Hakim y todo un arsenal de divertidos tíos que, en su afán desmedido de concentrar todo el poder en sus botellitas de burbujas, fueron capaces de enrarecer el aire de un plumazo. Hace algún tiempo, mucho tiempo quizás, que, venidos desde las entrañas de la bestialidad o el misticismo y -arropados bajo el manto del poder de la ignorancia, por la paz y el progreso de la humanidad-, orondos indignatarios, blanden pendencieras y vulgares, sus risas, sus botas, sus dislexias, sus hebillas y queridas. Vedettizan, maúllan y babean en los balcones mediáticos, avergonzando a las bestias con su falta de pudor.

miércoles, 8 de marzo de 2006

Tráeme una silla, Miami

Por Ileana Fuentes

Docenas de cajeras, casi todas latinas (muchas cubanas recién llegadas), en turnos de hasta 10 horas, paradas ante las registradoras, escaneando víveres, cobrando sellos, pasando tarjetas, rellenando jabitas, casi siempre con una sonrisa a pesar del cansancio y la mala paga. Se me ocurrió interrogar a varias en un supermercado local. Diez, doce horas de trabajo, media hora para almorzar, diez minutos de break para ir al baño, y de pie, en firme, todo el tiempo. Recuerdo a una de ellas, con barriga que parecía de trillizos, paradita ahí, detrás del mostrador, a las 10:30 de la noche, 8 horas ya trabajadas... "Hija, ¿no pueden traerte una silla?", pregunté. "Ay, señora, hace media hora que necesito ir al baño y nadie ha venido a relevarme. ¿Cree que van a traerme una silla? Si me quejo pierdo el trabajo." He seguido preguntando. En todas partes es igual. Quizás en las cadenas americanas respeten algo más los requisitos laborales. Recuerdo que en Cuba la gente se mataba por trabajar en una empresa americana, por el trato y los beneficios. Las españolas tenían fama de sacarle el quilo al empleado. En algunas tiendas, se las cesanteaba a los cinco meses y 29 días para no dejarlas fijas al sexto mes según la ley. Luego volvían a contratarlas. No obstante, en 1917, siendo presidente Menocal, Cuba promulgó una ley que garantizaba el derecho de las mujeres al descanso en horas laborales. (Terminada la guerra contra España, luego de cuatro años de americanización obligatoria, Cuba dejaba atrás el despotismo ibérico y la explotación de la alpargata). Esa ley se conoció como la "Ley Silla". Las dependientas podían sentarse mientras no tuvieran un cliente y el dueño debía proveer la banqueta. La "Ley Silla" sentó bases para la legislación futura en beneficio de las cubanas, que caracterizó la vida de la República hasta...1958. ¿Por qué no se considera una "Ley Silla" en este condado? ¿Dónde hay un elected official cubanoamericana o cubanoamericana que se inspire en la legislación que permitió que su abuela trabajara de forma más humana en los comercios de aquella república?

lunes, 6 de marzo de 2006

Dar del cuerpo


Por tumiamiblog

Cavilo en el cuerpo humano, su manera de expresarse con esa variada multiplicidad de estímulos irritantes, agresivos e invasores. El estornudo expulsa los intrusos de la nariz, la tos incumbe a los pulmones, la diarrea que retuerce los intestinos, el vómito del estómago. Emisiones propias todas de la naturaleza: vergonzosas, obscenas y de asome solitario para no ofender. Para nuestra cultura, todos son símbolos de una presencia perturbadora, agazapada, expresándose a través de la materia residual, viscosa, indiscernible y magmática. Vómito: acción forzada y violenta, contracción fuerte e inferior, contenidos aventados hacia arriba, a medio digerir, expulsados con violencia. Vómito desencadenado por la ingesta de alcohol, la migraña, el cálculo renal, el embarazo, los viajes por mar --o meramente el asco. De poder, ¿sobre cuanta cosa nos vomitaríamos? Vómitos ilustres los de Poe, Rimbaud, Verlaine, Baudelaire, de Quincey, Artaud, Dylan, Kerouac; los brindis de Auden, los cólicos de Thomas Bernhard, las borracheras de Bukowski y de Carver, las defecaciones de Burroughs. Ritos de purificación contra la estulticia, la resistencia contra una sociedad enajenada que se apaga en la indiferencia y la anomia.

En terreno vedado


Por Jesús Rosado

Una vieja balada que entonaba el folk idol Willie Nelson, resuena recién cepillada en los country shows de la radio del oeste americano. Una de sus estrofas cita textualmente “dentro de cada cowboy hay una mujer que le gustaría salir”. Esa frase inusitada que marca toda una revolución en un género hasta ahora clásico, justifica también el giro de Brokeback Mountain, el audaz filme de Ang Lee que ha enardecido los medios con su tema transgresor. Los Emiratos Árabes Unidos, Malasia y China, entre otros países, la han prohibido, aunque haya obtenido cuarenta y cinco galardones deliberados por jurados de festivales y crítica de cine, de ellos, cuatro Globos de Oro y el León del Festival de Cine de Venecia. El guión está basado en un relato de Annie Poulk, incluido en su libro homónimo que ha escalado en América y en Europa remontando en las ventas a Coelho y a Samarago. Más de treinta y ocho millones de veces se registra la mención de la película en Internet. Una verdadera brokebackmania. La sacudida tiene que ver con que dos mitos se derrumban en el western heterofóbico: la tradicional masculinidad del vaquero americano y el frívolo amaneramiento del maricón de carroza. Esta no es, contrario de lo que se afirma, una película gay sino homosexual, donde la atracción testicular se convierte en drama de delicadísimo y profundo contenido humano. Al pie de un escarpado escenario los caracteres agrestes de dos mozuelos sensuales emprenden una temperamental pasión desde que en una gélida velada los instintos desvirgan a hombre sobre hombre, convirtiéndose en turbados debutantes del requiebro homoerótico. Miradas, roces, musitaciones, besos…serán entonces evidencias sublimadas por la magistral conducción de Lee, que procesa el verismo ordinario para hacer de la trama una épica amorosa entre dos hombres, coloreada de contrastes, ángulos en conflicto y perdurabilidad. Cine majestuosamente agitador. El conservadurismo está insultado porque ha caído el Marlboro Man. Otro episodio de la eterna contienda del arte contra la falsa moral.

domingo, 5 de marzo de 2006

Anamorfosis


Por tumiamiblog

¿Qué ves? ¿Un pato o una liebre? Ya en De Pictura (1435), Alberti comenta la subordinación de la imagen al sentido, la coagulación entre lo visto y lo dicho, es decir, la perspectiva hecha teatro. Por otra parte, está el augenblick kantiano; ese juicio súbito, trivial y fortuito de la razón en que lo tácito se manifiesta como sentir paradójico, inadecuado e irresistible. Wittgenstein bautizó el fenómeno como patoliebre, supeditando así la fisonomía informe del caos al poder lógico y plástico del lenguaje.

sábado, 4 de marzo de 2006

Revelación

Por Giovanni Papini

“Tan sólo hace diez horas que me he dado cuenta de mi horrible condición. Hasta entonces no sabía aún lo espantoso que puede ser el mundo. Desde hace unos años creía ser un graduado en terribilidad. Había experimentado, pensado, imaginado, soñado todo lo que hay, lo que habrá, lo que podría haber en él de más terrorífico, de más tormentoso, de más horripilante, de más monstruoso y desatinadamente angustioso. Conocía la ansiedad de las esperas nocturnas; las desesperaciones de los últimos besos, los temblores de las apariciones silenciosas, los delirios de las pesadillas, los estremecimientos de los relojes invisibles que marcan en las noches las horas eternas, los espasmos de suplicios imposibles, los gemidos exasperados de las almas sin asilo, la fiebre errante de los coloquios demoníacos. Pero no conocía todavía la más terrible cosa que puede existir en el mundo; no conocía el suplicio último, el suplicio supremo. Hace diez horas solamente que he tenido la revelación y ya me parece que muchas dinastías pasaron sobre la tierra y muchos solitarios dejaron el cielo. Me esforzaré por conservar la calma. Trataré de ser claro. Elegiré la fórmula más neta, más simple, más natural: Me he dado cuenta de que no puedo no ser yo mismo.”

viernes, 3 de marzo de 2006

Qué hacer y adónde ir

Por Rosie Inguanzo

1- No te pierdas Arte Américas, la feria de arte latinoamericano, todo el fin de semana en el Coconut Grove Convention Center (South Bayshore Drive and S.W. 27th Avenue), de 12pm a 9pm. Luego descarga con Isabel Alfonso y Nueva canción el viernes, de 8:30 en adelante, en La vena del gusto. Los sábados allí hay una matinée de rumba que rompe a las 2:30 pm hasta que pare (26 y la 8 calle del SW). Miami-Dade College abre un taller para escritores de "telenovelas". En el mismo lugar pero de teatro, recomiendo la obra Un viajero sin equipaje, de Jean Annouilh, dirigida por Larry Villanueva. Los particulares son: Teatro Prometeo, MDC Wolfson Campus, 300 NE 2nd Avenue. Febrero 10 a marzo 4, viernes y sábados a las 8pm ($10 con descuento a estudiantes). Hoy comienza el Festival Internacional de Cine de Miami abriendo con la última de Eliseo Subiela, Lifting de corazón. Aunque me pareció floja, tiene una escena en el aeropuerto donde se encuentran los amantes a ritmo de tango…tan bella. Una que recomiendo es la inglesa Kinky Boots: comedia original, transgresora y picantosa. Hoy viernes Sergio Lastres exhibe en Domingo Padrón (1580 Ponce de León, Coral Gables). El sábado es la caminata de Wynwood, con aperturas en Ingalls & Associates, Leonard Tachmes, y otras galerías... para que nadie se queje de que no está al día con las artes en nuestra ciudad.

jueves, 2 de marzo de 2006

No se les pone


Por Alcides

Lo primero que hice, apenas llegué a esta parte de lo manifestado fue meter una cosa de metal en el microwave -en aquel tiempo lo llamaba “un microwawe”. ¿Cómo actuar frente a una advertencia de explosión? Pensé que el equipo estaba malo y muy serio se lo comuniqué de inmediato a la casera. “Animal, ahí no se mete nada de aluminio”, respondió riéndose. Y señalando una marca que yo tenía en la mano derecha, añadió: “Al menos sabes cuál es el agua caliente”. Pedí disculpas, le di las gracias y las buenas tardes. Ya en el efficiency, empecé a cocinar arroz y puse a descongelar, bajo el agua caliente, dos tilapias de China, de las que vienen con su mercurio. Sonó el teléfono y era ella. “Perdona, no me quise reír de ti. ¿Quieres frijoles?”. Mi estómago se llenó de alegría. “Sí, claro”, respondí. “Ven a buscarlos”. Cuando llegué a su puerta, recordé que vivía en Estados Unidos y sentí mucha perplejidad. “¿Los cocinó con carne, Olivia?” Pregunté con pena y firmeza. Ella volvió a reírse y dijo, prácticamente ahogada: “Animal, a los frijoles negros no se les pone”.

miércoles, 1 de marzo de 2006

Wishful thinking


¿Ustedes se creen esto? (A continuación nuestra entrevista con GWB)

TMB: ¿Cuándo piensa capturar a BL?
GWB: (Con aire de seguridad, esbozando una sonrisa) “Tarde o temprano.”
TMB: ¿Cómo tarde o temprano?
GWB: (Frunciendo el seño) “Su captura depende de una serie de factores; política de patrullaje, asimilación de comandos al terreno, cooperación del gobierno Pakistaní, etc., etc.”
TMB: ¿Entonces?
GWB: (Con aire de seguridad, esbozando una sonrsa) “Repito: Será capturado”
TMB: ¿Pero cuándo... tiene alguna idea?
GWB: (Frunciendo el seño) “Tarde o temprano.”