martes, 28 de marzo de 2006

Compensación inconclusa

Por Alfredo Triff

Yuesneivi y Yankel caminan hacia el carro por el estacionamiento del condo de Yasmani en Sweetwater. Es tarde y han vacilado de lo lindo. No hay ni un alma alrededor. Tremendo pari de velda... piensa Yankel. Pipo ¿estás bien? Claro, mama… mamey. Se montan y Yankel da marcha atrás. ¡BAM! Oye Yanke, ¿qué paso? Ñó qué mielda, dice él. Le diste al carro ese; te dije que tomaste mucho, dice ella. Oye, tate tranquila que no es ná. Yankel sale del carro y mira el golpe. No, no pasó ná, dice él. Yuesneivi lo mira fijo. ¿Cómo que nada? Mira el Toyota ese... le hiciste mielda el costao. No, chica, te digo que al carro de nojotro no le pasó ná. Dale, móntate, que pa luego es talde. Yankel maneja despacio para salir del parqueo. Pasa con sigilo por la garita del condo. Eso es una mielda, le dice Yuesneivi. Ese carro era de una mujel. ¿Y qué? Seguro que la tipa tiene seguro, espeta Yanquel. No me diga que no viste los dos asientico de niño en la palte de atrá, increpa ella. ¡Oye, no joda má! ¿Qué tu quiere? ¿Qué me pare a llamar al dueño a vel si baja y me le arrodille a pedíle peldón? ¿Pa’qué bebiste tanto? Yanke, contigo siempre e’ lo mijmo. Y así se siguen gritando por todo el Palmetto. Yuesneivi intuye que a la mañana siguiente esa madre no podrá llevar a los niños a la escuela. No sabe, sin embargo, que al día siguiente la mujer debía asistir a una entrevista para conseguir un trabajo que terminarán dándole a otra.

48 comentarios:

Anónimo dijo...

UNO, en una islita. METAFORA

Anónimo dijo...

Es un asunto de responsabilidad individual. No hay que estar borracho para marcharse y dejarle el carro a la pobre destrozado. El hit and run es la orden del dia aca. Yo anado otro parrafo donde la pobre mujer se lo encuentra, justo despues del golpe y entonces a ver la que se forma. Al menos Yusnevi esta de su parte.
La Cafeina

Anónimo dijo...

Oye, Triff que conste que no todos somos asi.
El bloguero de Jaialia

JR dijo...

Efectivamente, Alfredo, se trata de una generación que no solo ha modificado y devaluado el abolengo de la nombradía, sino también la escala de valores de convivencia. Sé que el problema generacional circunvala a la humanidad pero el caso del castroreclusorio es tan singularmente degradante que repercute de manera definitiva en la naturaleza humana. Del intermitente valor nacional ni siquiera los efluvios. Yuesnevei y Yankel, más que propiamente frutos, son la elongación de la miseria moral que expele un estado envilecido. Esta es la primera pieza como post que se aproxima al realismo 'sucio'que se aprecia en la literatura cubana actual, que ha incursionado en la plástica y que ya está asomándose en la imagen cinematográfica.

La Mano Poderosa dijo...

"To hell in a handbasket"

La Mano Poderosa dijo...

Hace unos años me chocaron el auto. El hombre que causo el accidente se llevo la luz, y me dio a mi y a otro automobile. Al vajarnos a documentar los datos, el culpable se sonrio y exclamo "Soy indocumentado, no tengo licencia, seguro, y vivienda, soy invisible", y con su sonrisa, se monto en su auto destruido, y se dio la fuga. A la hora llego la policia, y el oficial nos dijo, "lo mas probable es que nunca lo vamos a localizar, llamen a su compañia de seguro, esto pasa mucho aqui". Ese dia me di cuenta que vivo entre personas invisibles, no importa el delito, si no estan registrados, no existen, son invisibles.

Inkieta dijo...

Mano, te das cuenta?
Tu y el resto de los que estamos asegurados pagamos con incrementos anuales a nuestras policias de seguro.

Inkieta dijo...

ay, digo polizas...jejeje

Anónimo dijo...

Metafora: Eegoismo - justicia

Anónimo dijo...

salvese quién pueda!!!
la falta de civismo y de humanidad, el egoismo de los sobrevivientes...

Anónimo dijo...

Vivimos en una isla, que diga, en un continente poblado por salvajes, METAFORICAMENTE.

JR dijo...

Yo no sé si el boom de la Y en los nombres cubanos es un sincretismo de la nomenclatura de los aborígenes con la fonética anglo. Esto de los nombres propios de nuevo tipo en la juventud cubana es un fenómeno a estudiar.

Anónimo dijo...

INKIE!! QUE TAL MI AMIGUITA!
FEMI

Inkieta dijo...

BESOS TRONADOS PARA LA FEMI!!!
MUACK!
MUACK!

Anónimo dijo...

ME VOY AL LUNCH, LOS QUIEROOOO
FEMI

AT dijo...

JR: Por ahi va la cosa, me entere que Yuesneivi es el equivalente a "U.S. Navy". Solo nosotros.

JR dijo...

AT: Aunque no atinen a opinar en el blog, no puedes imaginarte el revuelo que ha causado este post en mi trabajo. Las discusiones son de alta temperatura. Te enumero criterios:
- Estos nombres tienen que ver con la cultura kitsch de las capas populares: adornos de cisnecitos, flores plásticas, etc.
- Los nombres tienen que ver con un ansia de extranjerización simultánea a la falta de cultura provocando tal nomenclatura estrafalaria.
- Tiene que ver con la naturaleza ridícula y estereotipada de la dictadura: estatua a la vaca Ubre Blanca o un centro de trabajo llamado El Ancla del Granma.
- El problema de los nombres se ha generalizado en todos los países. Este criterio ha sido repudiado por la mayoría.
- Ya se manejaron algunas equivalencias: Yampiel (Jean Pierre), Yusimí (you see me), Yankiel (de yankee y daniel), etc.

Otro post como este y nos botan a todos.

Anónimo dijo...

YOVANI BAUTA
Sus padres fueron pioneros de las Y

JR dijo...

Pueblo, puro pueblo.

AT dijo...

Ah, la onomatopeia. Acabaste conmigo...

Anónimo dijo...

viva la Yuma!!!

La otra mano del Zurdo

Anónimo dijo...

TRIFF yo creo que lo importante en esta historia es el aspecto etico que descuidamos. acabdo de llegar yo le hice bastante dano a un cadillac nuevecito (por alla por los noventa) pero ese si tenia seguro. me fui porque ni sabia como reaccionar. estaba aprendiendo a manejar y ni sabia ller bien lo traffic signs...boniatillo ya no cae en eso. eran otros tiempos caballero

Anónimo dijo...

En Yuesneivi hay una esperanza. Todavía queda un pudor.

LR

Inkieta dijo...

A mi me paso algo agradable un dia en Lincoln Park. Regrese a mi coche y encontre que un carro se habia estacionado demasiado cerca detras de mi. Me seria casi imposible salir. Empezaba a echar de madres cuando descubri una notita que me habian dejado en el "windshield". Decia: "Estoy en el bar de enfrente. Me llamo Marc. Pasa a buscarme cuando estes por salir y muevo mi carro." Todavia me sorprende que la gente deje notas como esta y a veces despues de un accidente! Gente buena, claro.

La Mano Poderosa dijo...

Eruditos blogueros, yo pensaba que esos nombres inventados de la Cuba de hoy es el resultado del ateismo sistematico al romper la tradicion de los nombres christianos. Que la moda era de unir las nombres de padre y madre, combinarlos a un nombre unico. Lo de nombres como Osnavy y Usmail (US Mail) es algo como llamar un hijo Gitmo. Que me dicen?

Anónimo dijo...

JAJAJAJAJAJAJA

Anónimo dijo...

Mi padre se llama Mario y mi madre Consuelo, por eso sera que me llaman Maricon?

Anónimo dijo...

Chico, te llaman de una manera digna. Al menos no te dicen mariconsuelo.

Anónimo dijo...

na, asere, que se acabo el querer

Anónimo dijo...

Cuando dejemos de circunscribirnos al precario mundo que nos vió nacer y después partir, habremos ampliado nuestros horizontes. No sé si todos podrán; los cubanos ni lo intentamos. Nosotros sucumbimos ante la pueril atracción del "spotlight", sufrimos de esa sed endémica de protagonismo que nos hace adjudicarnos no sólo culpa y mérito de todo cuanto acontece, que ya es bastante tonto de por sí, sino la responsabilidad histórica de casi todo lo creado.
El asunto de los nombres propios, que a diferencia de los comunes no responden a la necesidad comunicativa del hombre de conceptualizar la realidad, es un asunto universal. Sip, pasa all over the world, por más que nos duela a los cubanos. Y es increíble constatar cómo incluso operan los mismos mecanismos parasintéticos en todas las latitudes: tanto en China como en Argentina, como dondequiera por ahí se combinan los nombres del padre y la madre, se viran para leerse al revés, se extranjerizan, o sencillamente se toman prestados de la naturaleza, el espacio, la flora, la fauna, la geografía, la vida, la capa y la vela. Dale suave JR, que en todas partes cuecen habas.

El Zurdo

Anónimo dijo...

esto parece que no se ha acabado

Anónimo dijo...

Ñoooo, a JR le están dando con látigo!

Anónimo dijo...

Lo que dice Mano es cierto. Ya pasamos por la etapa sovietica de los Pavel, Lenin, Ivan, Kaytiuska, Yuri, etc. Esos son los 60 romanticos. Despues viene la debacle de los 70 y el relajo de los 80 y la desgracia de los 90.
El estudiante

La Mano Poderosa dijo...

An old joke;

young Indian boy walks up to his father one day, and asks him, "Father, how do we, the People, name our children?"

His father looks up from the hide he has been skinning, stretches, and pauses to think a moment. He then responds:

"Well, son, the traditional way is that, at the moment of the child's birth, his father looks outside of the tee-pee, and the first thing he sees is the name of the newborn.

"For example, if the father saw a single deer running through a field, the child could be named Lone Deer. If he saw a beautiful sunset, the child might be named Setting Sun. If the grass was long, and the wind was blowing through it, his name might be Dancing Grass.

"Do you understand?"

"Yes, Father, I think so."

"Good. Why do you ask, Two Dogs Fucking?"

JR dijo...

Zurdo, nada de lo que planteas entra en conflicto con mis opiniones, creo que por ahí en los comentarios está aclarado. Lo que pasa es que la experiencia que se está citando en el post ocurre con una pareja de emigrantes cubanos, cuyos nombres indican a que generación pertenecen, de ahí parte mi enfoque. La precariedad circunscrita, en este caso, está justificada. Si el post hubiese citado a chinos y argentinos (a los cuales quizás se le apliquen criterios comunes por haberle tocado sus correspondientes dictaduras)habría que mover la circunstancialidad de la reflexión. El problema de los nombres propios en el caso Cuba es muy singular, pero lo importante es que es un síntoma más de depauperación, como lo son los trastornos en la flora, la fauna, la geografía, la vida social. En la protección que no tiene el sujeto y en la luz y la visión que le falta. Cierto que en todas parten se cuecen habas, pero yo estoy hablando, y mantengo la firmeza en ello, de un ajiaco maloliente y descompuesto.

Anónimo dijo...

Para mi la isla esta podrida. Son muchos anyos de chivateria, robo, soborno, echa pa lante, y las dos caras. Eso llega y cala y pudre.
Chencha

Anónimo dijo...

Nada de ajiaco, comida pa los cochinos

Pelencho Comeencubo

Anónimo dijo...

La tortuga de Robles es de la isla Surinam?

Anónimo dijo...

surinam es el sur de vietnam?

Anónimo dijo...

El suri, el suri y el nan el nan.
Suri suri nan nan
nan nan suri suri...

Anónimo dijo...

el inam

Anónimo dijo...

estoy asqueao de ser cubano. ASSSSSSSSSSQUEEAAOOOOOOOO!!!!!!!!!!

Anónimo dijo...

¿Nombres propios?

LA HABANA, julio - Un artículo publicado en el tabloide-periódico Juventud Rebelde ha llamado poderosamente la atención de los lectores. "¡Otra vez los dichosos nombres!" se titula, y lo firma Carlos Menéndez. Y por ahí comienza su acierto: 'otra vez...' porque no es la primera que se trata en la prensa cubana.

El artículo es una reflexión ante el avance que la utilización de nuevos nombres de pila se ha desarrollado en la población cubana, con fonemas ajenos a la tradición, y tomó como base a los integrantes de un equipo deportivo cuyos nombres se inician con la letra 'Y'. Hace dos años eran el 17 por ciento. Hoy, en el equipo de boxeo del Torneo Playa Girón, ascienden al 34 por ciento, el doble.

En el béisbol no pasa menos. Ahí se descubre una apreciable cantidad de nombres terminados en "el": Abdel, Asniel, Adiel, Damichel, Danel, Dioel, Donel, Duniel, Edisbel, etc. Y así hasta la combinación con la 'Y' inicial: Yadel, Yaibel, Yamel, Yazel, Yoel, Yoisnel, Yokel, Yosvel, etc.

Por otra parte, explica el citado artículo, está de moda crear nombres nuevos con los ya conocidos, pero escritos al revés. Así surgen nuevas denominaciones humanas. Todo eso además de la práctica nada nueva de importar nombres de otras culturas, con un auge lógico en las últimas décadas provenientes de la lengua eslava.

Y concluye con una humorística sugerencia a la Oficina Cubana de la Propiedad Industrial (OCPI) "para que proteja estos inventos (los nombres) con patente y marca registrada". Buen final para llamar a la reflexión a los que responsablemente deben nombrar a sus hijos.

Pero la repercusión del trabajo no termina en el comentario popular. Para mi sorpresa, descubrí en Internet (cosa que está vedada a la gran mayoría de los cubanos) un despacho de la agencia española EFE que titulado "Proliferan los nombres extravagantes" hace referencia al artículo analizado. Y cierra la información afirmando: "Estos ejemplos muestran que los padres de las nuevas generaciones de cubanos apuestan más por ser 'originales' a la hora de nombrar a sus hijos y dejan a un lado las tradiciones de sus abuelos".

Si la originalidad de esos padres fuera solamente "dejar a un lado las tradiciones de los abuelos", sería cosa curiosa y ya. Pero hay mucho más, sólo hay que raspar la piel de este pueblo, conocer sus preocupaciones y tribulaciones, y entonces se podrá comprender mejor esa moda de poner a los hijos nombres extravagantes, que ya lleva varias décadas.

En primer lugar, los nombres forman parte de la cultura de cada pueblo. Tienen su significado en sus raíces y expresan sentimientos, aspiraciones y formas de ver la vida en su totalidad. En la antigüedad las personas se identificaban con un nombre, no existían los apellidos. A lo sumo se les adicionaba su procedencia para diferenciarlos con otros de igual designación. Algo así como hablar de Pepe. ¿Pero cual? El de Lawton, los Pocitos, Atarés, el mercado de la esquina o el de la otra cuadra. En fin, cualquier cosa para diferenciar a los pepes.

Los apellidos surgen como un elemento de diferenciación necesaria y de posesión. Así se podía identificar a una persona por su pertenencia a una familia al llevar sus apellidos. Este proceso se dio en el desarrollo de la sociedad patriarcal, y por ello nuestros apellidos llevan la identificación principal por la rama paterna. Inclusive, en los países de cultura anglosajona, la mujer pierde su apellido que la identifica como "hija de" para adquirir en exclusividad el de su marido ("esposa de").

La comunicación entre pueblos y culturas llevó al intercambio de sus nombres de pila. Siempre a partir de que nombrar a sus hijos es una responsabilidad de los padres y el escoger nombre conlleva después de todo un problema de gustos. Pero en centurias la evolución de ellos no ha llevado a cambios radicales, que suenen extravagantes.

Quizás una respuesta a esa "moda cubana" se encuentre en la autovaloración negativa que el cubano se hace a partir de una realidad nacional que lo lleva a sentirse y vivir como un ser de segunda o tercera categoría. Viene entonces un culto a lo foráneo y en una acepción más profunda a una ruptura de su realidad a partir de negar lo que se impone como sucesión indiscutible de una cultura y una nacionalidad de un solo color.

De cualquier forma, esa manifestación no es ningún síntoma positivo de nuestra personalidad a partir de cómo nos vemos y cómo queremos que nos vean. No se trata de regresar a la época en que los padres bautizaban a sus hijos con el nombre del santoral que aparecía en los almanaques. Pero por favor, hay nombres que uno no sabe ni a qué sexo pertenecen, y no podemos achacar a la globalización y al siglo de los inventos estos cambios tan bruscos en la forma de designar a sus hijos a un pueblo como el cubano, de cultura occidental, latina y cristiana.

C y P

Anónimo dijo...

YOYOMA ES CUBANO?

Anónimo dijo...

Fauna Fong

Anónimo dijo...

Buena info, C y P.

Anónimo dijo...

As always,

LMP

Anónimo dijo...

LOS CUBICHE SON UNO CHUSMA