jueves, 30 de junio de 2005

Desde Barcelona: Mi Cuba

Por Amílcar Barca

Cuba nace en mí en un disco 45 r.p.m: Antonio Machín en Dos gardenias para ti. Según mi padre, esta canción inclinó la balanza del deseo y mi madre accedió y cayó encinta. Cuba en Barcelona: palmeras, sombreros guajiros, bailarinas en traje rizados y maracas. Desde el cabaret Las Vegas, calle Muntaner, Olga Guillot, en silencio, conquista la noche barcelonesa. La imagen aparece en blanco y negro: de verde olivo, desafiantes, dos barbudos conquistan el mundo en nombre de una revolución. La hoja de tabaco se convertía en mito nacional: Cohibas sin vergüenza en los encuentros empresariales. A principios de los setenta la flota de Estados Unidos amarra sus cuerdas junto al monumento de Colón; los prostíbulos y bares de alterne se nutren de “pingüinos” –marines- y la música de Fania All Stars huele a sobaco de infante, a guaracha, coca cola y ron Bacardí (cubalibres). La orquesta Mirasol, con Pedrito Díaz en la tumbadora, hace historia criando discípulos en mi ciudad. La rumba catalana del “Pescaílla” (marido de Lola Flores) y Peret, presume de original y gitana… más tarde los críticos señalarán la innegable influencia afrocubana. Los restaurantes populares sirven una copa de arroz con salsa de tomate enlatado coraonado con un huevo frito: “arroz cubano”. Bajo el bochornoso verano las salas de baile no cesan de servir daiquiris y mojitos. Cúcala, de Celia Cruz, arrasa en los hits. Machito y los Van Van amenizan las fiestas del solsticio; empiezan a llegar los primeros marielitos que se convierten en profesores de baile poblando la ciudad de bares “antillanos” dedicados a la salsa y a la cultura prohibida en la isla. En las olimpiadas del 92 conozco a una cubanomericana nacida en Cárdenas. Me caso. Llegamos a Miami con una hija. Conozco así la otra cara de la moneda: el exilio. Me alío con los cubanos humanistas, abiertos, y se inicia un diálogo. Hoy, veintinueve de junio, el tiempo anuncia que los cincuenta están en el despertador de las ocho. Hago una reseña rápida de mi vida y llego a la conclusión que, parte de ella, se la debo a una isla: la de ustedes.

miércoles, 29 de junio de 2005

Dichos al pie de noticias

Por tumiamiblog

1- Igualdad a la mujer en Pakistán y en todo el mundo.
2- Llevemos los mandamientos dentro.
3- Si hay “propuestas” que las hayan para todos (no se pierdan el menu).
4- Si se trata de periodismo, de tal palo tal astilla.
5- Más atención al patrimonio miamense.
6- Mejor la negociación que la guapería (practícalo en casa).
7- La sonrisa: remedio infalible (y no sólo para bebés).
8- Menos SUV's, o preparen el bolsillo (consejo: bicicletas).
9- ¡Que el pájaro vuelva a volar!
10- Más tiburones vegetarianos en la playa.
11- ¡Abajo con el extremismo y las equivocaciones prefabricadas!
12- Más cuidado con la corrupción del patio... (afuera hay bastante).
13- ¿Fumar o no fumar? He ahí el asunto.
15- Si eres gay y te quieres casar, ya tienes donde.
16- De un felino cualquier cosa se puede esperar (más si tiene rayas).
17- Donde manda ladrón, hay robo.
18- “El amor hace sentir hondos dolores” y “afecta los circuitos cerebrales”.
19- De los gusanos (siempre lo fuí) aún hay mucho que aprender.

martes, 28 de junio de 2005

Reinaldo Bragado Bretaña (1953-2005)

Por tumiamiblog

“--Es bello—mintió el forastero--. Pero no nací aquí y quiero seguir viaje.” –La estación equivocada.

El periodista, novelista y activista por los derechos humanos en Cuba --y colaborador de tumiamiblog-- Reinaldo Bragado Bretaña, ha fallecido. Evoco su hirsuta melena canosa, sus ojos aumentados detrás de los espejuelos; esa sonrisa amplia y festiva... el saco sport que le acompañaba, el tabaquillo (de boquilla) en la mano y el chiste siempre listo --como metolodogía de persuasión. Tozudo con sus ideas, pero apto a discutirlas donde quiera, Bragado era una capacidad, un tino, una voz que se marcha antes de tiempo. Eso sí, con Reinaldo Bragado no había aburrimiento posible. Amigo: Descansa en paz.

lunes, 27 de junio de 2005

Venus à la carte

Por Alfredo Triff

Buenos días, Miami. Hemos comprimido la sección de archivos. Si pinchas te sale todo un mes. Es más elegante y llena menos la página. Esto me llama la atención. Por supuesto que existe un código ético entre doctor y paciente, pero la aseveración “no me cambió el cuerpo”, por parte de María Julia Mantilla huelga. Los senos y la nariz son parte del cuerpo (eso sin contar la barbilla, oreja y labios que se disputan). ¿Qué menos que eso? Vivimos en la era del cuerpo biónico: piel inmaculada, cara ingenua y pubescente, ojos tipo anime japonés. La venus post-moderna de nariz rectilínea y diminuta tipo Hayek, labios pulposos como Angélica, pómulos a lo Michelle Pfeiffer y jamones a-la-Raquel Welch, tetas tipo Anderson, brazos como los de Uma Thurman y melena rubia y lisa a-la-Paltrow. En unos años podrás mandar a hacer tu Barbie para adultos. Vendrán en tipo PG 13, X, y XXX.

domingo, 26 de junio de 2005


Uno de los planos

El laboratorio urbanístico de Fornes

Arquitectura y conservación

Por tumiamiblog

El arquitecto Rafael Fornés nos informa sobre un proyecto miamero y utópico: ”...estamos trabajando en un mapa histórico de South Beach (6 pies de alto por 12 de ancho) indicando el distrito Art Deco a través de la interpretación de un mapa de 1935...con recreaciones de antiguas postales de joyas arquitectónicas desaparecidas, demolidas, condominiadas (22) y detalles ornamentales (8), landmarks (4) estamos trabajando con dieciocho estudiantes de arquitectura...estamos instalados en el corazón de South Beach, en el auditórium en Ocean y la 10...Miami Design Preservation League (MDPL) 1001 Ocean Drive..están invitados a venir cuando deseen estaremos allí de 10 am a 6 pm esta semana...hasta el domingo...por favor vengan y se dan un saltito por la pecaminosa playa...inviten a los tumiamiblogueros...todos los visitantes son bienvenidos y nos estimulan con preguntas y comentarios...haremos un opening-party les mando invitación...” Allí nos vemos.

viernes, 24 de junio de 2005


Carlos Alfonzo (Círculo #8)

Dos cervezas

Por Yovani Bauta

El pasado viernes 10 de junio tuve la oportunidad de moderar, más bien participar, en un panel sobre el impacto dentro de la comunidad de Miami de los artistas visuales que vinieron por el Mariel. Se discutió la resonancia de su trabajo artístico dentro de los Estados Unidos y de hecho nos extendimos por esos derroteros. Al calor de las ideas el tema resultó fascinante, tanto en las coincidencias de los puntos de vistas de los panelistas como en sus contradicciones… después salimos (aún eufóricos) a vacilar una que otra cerveza. Al filo de la segunda fría comencé a reflexionar sobre el rigor de la discusión. No tuvimos estadísticas. No hay –aparentemente-- investigaciones serias que nos conduzcan a concluir en algún punto, incluso no creo que exista un catálogo razonado de Carlos Alfonzo, quien fue y se ha mantenido en la cúspide de ese grupo de artistas. ¿Qué estamos haciendo, me pregunto, y para quiénes? Me comentaba un amigo recién llegado de la isla que en Cuba la mayoría de la gente interesada en las artes visuales no conoce la trayectoria de Alfonzo. Es sabroso y hasta saludable discutir los temas de nuestra cultura, pero pasa el tiempo y nos vamos enrollando en un vacío documental que termina en un forzado olvido de nuestra historia. Quisiera llamar la atención de mis amigos y colegas para comenzar abordar estos y otros aspectos del exilio con el rigor académico que merece, antes de echarme la otra cerveza.

jueves, 23 de junio de 2005

Farmacopea

Por Alfredo Triff

Les presento a M.K., un alto ejecutivo de Miami que se pasa unas 100 horas de la semana metido en su oficina. Claro, la mujer lo dejó por un masajista argentino. M.K. no tuvo más remedio que pedirle a PQ, su neurólogo de cabecera que le diera algo para sobrellevar la crisis. PQ le recetó un anti-depresivo: Paxil. Después de tres semanas sus colegas lo encuentran tan jovial que recibe un ascenso. Entretanto, la hija adolescente de M.K. padece de ansiedad. PQ, solícito, le receta Adderal. La muchacha mejora ipso facto. El hijo de M.K. parece llevar bastante bien el divorcio de los padres y el médico de M.K. le ofrece Viagra (no para la potencia sexual, sino para ayudar al muchacho a aumentar su capacidad pulmonar). Cuando a M.K. se le presenta un viaje trabajo muy importante a Japón, le pide a PQ una dosis de Ambien, para descansar durante el vuelo de 18 horas. Una vez en Tokio se traga una tableta de Modafinil para evitar el jetlag durante las ocho horas de reunión que le esperan. Los nipones quedan tan complacidos por su interés en pronunciar “buenos días” en japonés que le adjudican el contrato. ¿Quién me va a decir que M.K. tiene problemas? Los fármacos pueden optimizar y rediseñar nuestras capacidades con una nueva generación de drogas que llamaré “perfectivas”. Llegará el momento en que podremos (y disfrutaremos) el usar píldoras para (casi) todo. Las tareas del futuro serán demasiado hercúleas. No habrá alternativa: Jornada laboral de 12 horas. Exámenes polivalentes de un año en 8 horas. Maratones de 60 kilómetros... ¿Quién no le daría a su hijo una pastilla que aumente su habilidad para tocar el piano o pasar el examen de cálculo II? Veámoslo como una simple tecnología; el cuerpo humano como un instrumento para alcanzar fronteras imponderables. No temas. Tu tableta te espera en la mesa de noche, al lado de tu vaso de agua purificada grado “A”, o, acaso, ya te hace efecto, mientras lees estas líneas.

miércoles, 22 de junio de 2005

Desde Barcelona: Mercado de Hostafrancs

Por Amílcar Barca

Nací junto al olor del tomate podrido y la carne de cordero, los pasos lentos de las carretillas y junto a una multitud buscando el precio más barato del día. La mujer española dejaba sus hijos en la escuela a las nueve y con bata y zapatillas de esparto, aparecía con un cesto de mimbre a comprar la carne y el pescado. Las merluzas saltaban con sus agallas revueltas. El bacalao se desalaba en lavaderos de mármol. Las anchoas, espinadas y con piel de luna, brillaban ante los compradores. El pata negra mostraba una grasa suculenta y resbaladiza y su carne, era un festín a las papilas de mi lengua de puerco. A la luz de una lámpara débil, los huevos se iluminaban para determinar su idoneidad para el consumo o su prescripción: los rubios eran los reyes y los de codorniz apreciados sólo por unos pocos. Ordenados y frescos, los despojos se exponían limpios y con perejil: lenguas, riñones, corazones en su sangre, hígados de lechal con hígados de ternera, cabezas de cabrito con cabezas de conejo, las vísceras de la oveja con los testículos sagrados del toro. Llenos de pelusa, los duraznos me irritaban la piel, las peras, pecosas y amarillas, supuraban un agua exquisita en la boca. La piña se derretía ácida y punzante en ensaladas: junto a la escarola, los berros, el rábano rojo, las aceitunas negras. El chocolate se rompía con la mano y se vendía por libra. La leche era cruda y espesa, y su nata, circundaba los flanes que cualquier domingo; yo, con los bizcochos tiernos y elaborados por mi abuela, inmisericorde, hundía en la espesura de su nieve. Quizá era junio o las doce, miércoles o San Juan, diez minutos para las diez o la dorada hora del Ángelus, pero os digo seguro que: el tiempo, estaba allí entre los diez y los quince, investigando los sabores del mercado y las razones ocultas de un público burlesco y exigente. Nací en un mercado de abastos, con el agua del Mediterráneo a pocos kilómetros de la cuna.

martes, 21 de junio de 2005

Ley de alquileres

Por Alcides

Un solo fenómeno. No estás afuera. En Hialeah cantan los gallos y en el sueño trabaja el observador. Si el poema ya está en la vida, es traspasable. Cuando Manuel Sosa hacía carbón, lejos de la cultura, su cuerpo era lo único que tenía. Vio las líneas que hay, un camino entre la hoguera y el sol, y sólo su cuerpo lo recuerda. La poesía es todavía un letargo: te da la yerba que necesitas y en realidad te abandona; es anormal cuando no te dispone para la muerte. Si tu cuerpo te mira, entra en la zona de su descripción; va a proponer objetos físicos, inmediateces sobre el misterio físico. La comunicación que has visto entre los animales, el empuje, el baile que dura una noche: lo que convierte esa excitación en victoria es la mirada de la muerte. Te lo prestaron. Es prestado. Estás en un lío con la descripción pero sabes que el placer es divino, es placer.

lunes, 20 de junio de 2005

Pandilleros en Miami

Por Alfredo Triff

Buenos días, Miami. Primero, felicidades en retroactivo a todos los padres y aprendices. Hoy lunes sigue la lluvia. Lo siento Cafeína (se que luchas con tus blues en estos días de temporada ciclónica). Ya pasamos las 50,000 visitas... gracias, riega la voz a tus amigos sobre tumiamiblog. Hoy me llamó la atención esta noticia de las “maras”, los pandilleros centroamericanos en Miami. Se sabe que son carne de crimen y que le meten un plomazo a cualquiera. Lo que me interesa es qué interés o disposición puede llevar a un muchacho de 18 años a meterse en tamaña cofradía. Sugiero un perfil al que otros blogueros pueden aportar: 1- High School dropout (o ni siquiera), 2- hogar decrépito sin padre, 3- abuso físico, 4- alcoholismo y/o drogas. La pandilla tiene “agentes” que reclutan. (Dicen que la iniciación es violenta). Pero movilizar filas va más allá de la persuasión. Hay intimidación. Una vez juramentado, iniciado y tatuado de cuerpo entero, ¿qué le queda a un joven con un pasado de horror sino “ponchar la tarjeta?” Ojo con la plaga...

sábado, 18 de junio de 2005

La dentadura en el vasito

Por Rosie Inguanzo

El bloguero “Floridenstaadt” iluminó mi imaginación. ¡Qué nombre/ palabra tan bonita! Algo así como Florida-amistad-Flori-libertad, pero en alemán. Si no está en el diccionario debería ser absorbida por la RAE. Es así como Floridenstaad, la dentadura espumosa que reposa en las burbujas, la camioneta verde que navegó el Golfo, los marcapasos, los corazones artificiales, las rodillas de titanio, las presencias virtuales (como la de Yoda en las reuniones del Parlamento, en Star Wars), tienen en común el ser hijos de la necesidad y la inventiva humanas. Mi madre -quien se acuesta como las gallinas a las 7pm, exquisitamente desdientada mientras silabea sabios dicharachos antes de apagar la luz- no cesa de recordarme que fumar ennegrece los pulmones, llamando mi atención hacia ese punto: una envejece por dentro también. La apariencia puede disfrazarse, disimularse, enmendarse. ¿Y por dentro qué? Para proyectar una luz ámbar al interior oscuro hay que ser realmente aptos y perspicaces. Seguro que ese es el motivo por el cual algunas personas resplandecen con luz tácita. Esto devela una verdad asida con alfileres: Algo que emana, fluido de la voluntad y del deseo, de la inventiva y la necesidad, tiene un efecto prominente sobre la materia. Algo que sale de adentro, embellece.

viernes, 17 de junio de 2005

¿Qué hacer ¿Adónde ir?

Por tumiamiblog

1. Otras Mujeres, de Antonia San Juan, Félix Sabroso y Enrique Gallego. Dirección: Antonia San Juan."Mejor montaje teatral 2001, con un ritmo trepidante, textos ágiles y divertidos, esta extraordinaria combinación de comedia no se queda en el chiste fácil, sino que asciende hasta trasmitirnos una carga satírica con gran contenido humano y social del que estamos un poquito huérfanos.” Las funciones: Jueves, 16 de junio, 8:30 p.m y Domingo, 19 de junio, 5:00 p.m. Lugar: Teatro Venevisión Internacional, 1560 S. Dixie Hway., Coral Gables. Boletos: 305. 663-5410 (Información: 305. 445-887). 2. En Miami las tardes se alargan, la puesta se extiende como paleta luminosa y perenne sobre la ciudad plana. Tomar la 836 West en las horas del atardecer es una fiesta fulgurante. La noche más larga del verano es La noche de San Juan, y Miami también tiene su tradicional fiesta pagana para celebrar el solsticio de verano: transEAT, en Wynwood Art District, este jueves 23 de junio, de 8pm a 1am. Hay que llevar su propio trozo de madera para alimentar la hoguera, sus huevos crudos y se sugiere $5 de donación para la cena alrededor de las llamas: agua, fuego, performance, arte.

jueves, 16 de junio de 2005

¡Feliz día de la crianza!

Por Zoila Clark

He oído decir que el día del padre fue creado por las compañías de tarjetas postales en los E. E. U. U., exportándose después al resto del mundo. También, que la celebración se originó a partir de una experiencia personal en Washington: “Al ser criada por su padre luego de la pronta muerte de su madre, Sonora Smart Dodd, tuvo la idea de celebrar el día del padre al oír un sermón por el día de la madre. Fue ella quien celebró la primera vez, el 19 de Junio de 1910. Años más tarde, en 1924, el presidente Calvin Coolidge proclamó formalmente el tercer domingo de junio como el día del padre.” En España, el 19 de Junio se celebra la festividad de San José, el padre adoptivo de Jesús. Hay mucha especulación sobre el origen de la efeméride. Quizás la asignación de este día es reflejo de una sociedad que hace al hombre partícipe de las tareas hogareñas. Por otra parte, creo que la paternidad debe ser del que cría a los menores de edad, más que del que los produce, y que no sólo las mujeres/ madres deben disfrutar de un día que celebra el amor y la responsabilidad de cuidar y educar a los menores. Además, los avances científicos nos ofrecen bancos de semen, vientres de alquiler, y hasta futuras clonaciones. Cambios sociales que incluyen el divorcio, sacuden el concepto de la familia tradicional. Los padres adoptivos, sin importar su género, merecen también ser reconocidos por su labor. Por eso propongo que los vecinos, amigos, empleados y personas que colaboran en este acto de amor celebren un ¡Feliz día de la crianza!, o ¡Feliz día de los padres! , según convenga. ¿Y cuándo celebrarlo? Pues... ¡Todos los días! ¿Qué opina Miami? ¿Se esperan hasta el 19 de junio?

miércoles, 15 de junio de 2005

Citas postmodernas

Por tumiamiblog

El arte sigue su evolución. La pintura y la escultura ya no son los únicos medios de expresión artística. Al diseño gráfico, la foto, y el video ahora se suman el ecoarte, el bioarte y el arte digital.

Beuys: Arte es lo que ves
Klein: Mientras menos colores, más formas
Picasso: Es más difícil imaginar una cara que pintarla
Boccioni: No hagas nada si no sabes a dónde vas
Morandi: Lo difícil no es pintar, sino qué pintar
Corbusier: El bosquejo antecede a la pintura
Duchamp: Concibe antes de dibujar
Marinetti: Más ruido, menos melodía
Fontana: ¿Tinte u objeto?
Le Witt: Tres dimensiones valen más que dos
Oticica: Deja el pincel por el lápiz
Sautine: Para ser artista hay que vivir
Manzoni: No pintes tanto, exprésate
Tumiamiblog: A papayas y mulatas, pipas y bicicletas

martes, 14 de junio de 2005

Veredicto...

Alfredo Triff

Buenos días Miami. La noticia del día es el fallo a favor de Michael Jackson. Sale limpio en los diez cargos. Ya oí el consabido “Que descaro, el depravado compró al jurado” o “Aquí lo que hay que ser es negro o rico”... Disensión pero moderada. En jurisprudencia hay espacio para diferenciar entre “no ser hallado culpable” y “no ser culpable”. Ok... no tenemos por qué coincidir, pero la ley no es lo que nos da la gana que sea. Prefiero conferir mi confianza a ese grupo obligado, aislado, representativo e imparcial (llamado jurado), que halló al King del Pop inocente. ¿Quién soy yo ahora para venir con un discurso maniqueo y trasnochado a poner en duda a esa gente que se comieron el cable 24/7?

lunes, 13 de junio de 2005

Vida y representación

Por Rosie Inguanzo

Toda esta semana en Miami rueda el Festival Internacional de Teatro Hispano. Lorca decía (del teatro) es “la poesía que se levanta del libro y se hace humana”. También en su inquietante ensayo “Teoría y juego del duende”, el poeta delinea su teoría sobre el duende, al que describe como una especie de intensidad que se da en el acto creativo, una afectación máxima, que no sucede si no está predispuesta la presencia de la muerte... El teatro, digo yo, es una intento de interpretar la realidad, de dilucidar la muerte sí, pero también la vida, la vida jugosa y despampánate que nos apura, inunda y mata. Por ejemplo, hoy lunes, comienza la representación de nuestra semana. Algunos nos vestimos de algo que no somos o no quisiéramos ser (con tal de ganarnos el pan fustigamos algo, alguien que mora adentro). Otros hacemos todo lo contrario: adoptamos a nuestro ideal, nuestro doble insostenible. Nos forjamos un personaje, un otro que nos represente en el mundo, más protegido, parapetado. Al llegar a casa, a solas, rumiamos nuestra identidad sin la máscara (quizás con miedo a desmaquillarnos frente al espejo), u optamos por otra caracterización: el padre de familia, la hija abnegada, la esposa sumisa, el deprimido...o cualquier otro desdoblamiento macabro. ¿Cuántos personajes no toca asumir en nuestras vidas? ¿Cuántos estereotipos? ¿Acaso crees que sólo los actores actúan? ¿Quién sino tú genera esa ilusión, la estructura de tu personaje? ¿Te atreves a salir de la ilusión, a mostrar la imprecisión, el enigma múltiple del ser, su surtido poético? O como diría en tono asiático Octavio Paz: ¿Osas desnudar la apariencia? Mírate representar tu propia comedia, convocar a tu duende, tu enrevesada tragedia, o la tragicomedia de tu vida...(Para más información sobre el festival llame al 305. 445.8877)

sábado, 11 de junio de 2005

Pensamientos culinarios

Por tumiamiblog

En asados, no confundas el pollo con la gallina
Café y guayabera no ligan
Más vale cuchillo con filo que abundancia de vegetales
Sábado por la tarde, sopa de carne
Mejor plátano hervido, que frito
Horno desgrasado, casa feliz
Merengue hecho, batida doble
No frías el pescado en la misma grasa
Lechuga sucia, lombrices
No leas el periódico mientras cortas la cebolla
Cocina sana, mente sana
En boca vegetariana no entran faldas
Si no hay filete, palomilla
A vegetariano radical, carnívoro tajante
Potaje de negros... arroz blanco.
Arroz con coco es mejor que arroz con mango
A sushi de congrí, potaje de algas
No confundas la pasta con la plasta
Si no cocinas no te cases

viernes, 10 de junio de 2005


"Barquito de papel" -- David Rodriguez

Había una vez un barquito chiquitico...

Por Laura Luna

Hace años conocí al pintor Leonel Matheu. Ya ni recuerdo como fue; me visitó varias veces, conversamos de títulos y técnicas, compartimos como colegas y le quemé un par de piezas (en forma de barcos de papel). Mi casa-estudio ha estado siempre abierta a todos; no tengo nada que esconder o proteger, ni que nadie me lo haga tampoco. Hace dos años aproximadamente, comencé a incorporar barcos de papel en mis piezas, que son generalmente figuras humanas metamorfoseadas en objetos y abstracciones. Ni me pasó por la mente la obra de Leonel. La imaginería de dicho objeto flotante, está en el código genético de casi todos los artistas cubanos. En mi mundo representativo, es la nave/fragilidad insistente, que puede llegar a lugares remotos dejándose llevar por la corriente. Es símbolo del desarraigo; es mis hijos convertidos en barcos que parten... Decido que mi barco es un barco maternal, barco/patria. Se me ocurrió que la mejor forma de plasmar el testimonio de nuestra existencia y paso por Miami, sería una pieza de arte público en la 13 Avenida. Comenzaron entonces los primeros planes de cambio en La Pequeña Habana. Recurrí a la forma del barco de papel como muestra de un exilio que se ha edificado entre dos idiomas y dos culturas. La pieza fue aprobada, la ubicación asignada. Una compañía de publicidad estaba lista para empezar a recaudar el dinero para su construcción (la ciudad me dio el lugar) ¡Un grito: Leonel Matheu reclama la autoría del proyecto! ¡El barco de papel es suyo! Pero la imagen de este barco, como un color, una línea, un sonido, no es propiedad exclusiva de nadie. El barco de papel pertenece a la “raza creadora” y por eso estoy aquí y dispongo. Enfrento una acusación de plagio que, aunque sin base alguna, ha detenido el proyecto. Aquellos que no conocen mi historia, ni tienen entrenado el ojo en las artes, ni entienden las leyes de autoría, puede que piensen que realmente me he apropiado de la forma de un barco de papel, un barquito que existe desde que alguien un día, un niño quizás, distraídamente, dobló un papel en 5 partes...

jueves, 9 de junio de 2005

De Italia al mundo

Por tumiamiblog

Anoche en Miami Umberto Eco, hablando sobre el gran impacto de la cultura norteamericana en su generación (europea), expresó que había aprendido sobre la libertad de expresión viendo muñequitos de Micky Mouse (risas). Después de una exquisita letanía en italiano, deliciosamente ensartada con cancioncillas infantiles y de todo tipo (memorias de su juventud), Eco habló sobre la importancia de la educación gratuita y accesible a todos: “Si yo muero llevo conmigo una memoria de 3000 años de literatura. Pero una niña que no ha aprendido a leer, lleva sólo su propia biografía consigo. La literatura (y la educación, la cultura) nos alarga la vida”. Sobre la importancia de la memoria en relación al ser dijo: “Nuestra memoria es nuestra alma. No tiene sentido ir al infierno si no vamos a recordar quiénes hemos sido" (risas).

miércoles, 8 de junio de 2005

La mecida de las ramas

Por Rosie Inguanzo

Convido al leer pensativo ortegasiano, “un leer que es un intelligere o leer lo de dentro”. Esta mañana la vida es leve como la hoja temblorosa desprendiéndose del árbol, sujeta a su degradación física, condenada a la herrumbre y el polvo. Da la impresión de ser vertebrada; vasos capilares la conectaron al tronco, cuando aún se mecía en las ramas. Abro el periódico: Llegan esas crónicas desesperadas. Unos escapan como fiera que huye de su propia carroña. O como huimos todos de los monstruos, y más cuando estos alimentan recónditos hervideros en la sangre. La vida a veces es la historia de una herida. ¿No eso lo que hacemos todos, hacer lo que podemos? Claro, que los medios determinan a qué amo sirves. Marguerite Yourcenar dice que el tiempo “nos endulza como a las frutas y nos reseca como a las hierbas”. No obstante, hay quienes luchan por mitigar el oprobio: la raza creadora, provisional y amenazada, disputa ese designio encarando a Dios, soportando tanta belleza sumergidos en semejante des-amparo, resistiendo a ese asesino: el tiempo.

martes, 7 de junio de 2005

Noticias desde Paris

Por Yovani Bauta

Sonó el teléfono y escuché tres claras y contundentes noticias: el artista cubano Roberto García York había muerto hace unos días en la ciudad luz, Ramón Alejandro, se había ido a Cuba y decía no volver, y por último, Guido Llinas, el gran pintor abstracto cubano, sufrió un accidente y está en estado de coma … La muerte de García York aunque sentida era esperada por el estado de salud en que se encontraba, quien convirtiera la decoración en delirante manera de ser y vivir. Que Ramón Alejandro se haya ido a la isla es cosa de unos meses…si acaso. Pero la noticia sobre Guido sí no la esperaba. En su última exposición de grabados en la galería del Miami Dade College, me contó que el médico le había dicho que, a sus productivos ochenta y tantos años, su salud estaba perfecta y añadió bromeando: “Sólo dándole con un palo por la cabeza conseguiría matarle”, pues no se avistaba una manera natural de “irse”. Hoy suenan sentenciosas las palabras del galeno. Llinas, el recio y humilde pinareño, que ha dedicado toda su vida al oficio de hacedor de imágenes, militante del arte abstracto, creador del Grupo de los Once y ortodoxo luchador por la legitimidad del arte, está librando una nueva batalla, esta vez contra la muerte. Quienes lo conocimos y disfrutamos de su trato llano y amistoso aprendimos que el camino del arte no necesariamente coincide con el éxito, ni siquiera se identifica con el negocio de compra-venta de las obras. Dedicar la vida a la creación esta más cerca del estoicismo griego que del pragmatismo americano. Sus conceptos sobre la no-existencia de una pintura cubana, sino de pintores cubanos, su ironía y su contundente discurso sobre el trabajo del artista, podrán iluminar a todos los que aún nos mantenemos dentro del arte como propósito existencial. Espero que Guido salga triunfante de este nuevo desafío que la vida le interpone en su largo camino a lo eterno.

lunes, 6 de junio de 2005

Apología

Por Alcides

Para el espirituano genérico (patriota, medio mártir) su buena o mala suerte es el único paradigma. Vuela (o se hace la idea) pero ha sido incapaz de romper el moldecito: no se caga en Martí públicamente; disfraza, como ahora, la queja. Salió de Hialeah con el corazón roto, sin misión. El West lo abortó y el East no era digno de un príncipe. Desde su paila oyó cerrarse, una tras otra, las puertas de sus amigos –aunque no se paró frente a ninguna. La tristeza no eligió por él: no terminó en el Army, no buscó a las ex-novias, no se disfrazó de borracho y no lo anotó. Abrió el periódico y necesitaban personal en Virginia, en la agricultura. Quería desaparecer --o que lo necesitaran. Esa gente ofrecía ambas cosas y encima lo irían a recoger en un van grande, blanco, de los que cargan hasta quince bautistas. El costo del viaje se lo descontarían del primer sueldo. Ni lo pensó. El tiempo vuela y a la semana cantaba "El Rey" entre los surcos de tomate. Cuando llegó el día del pago y no vio movimiento, entendió que hubiera salido más barato ir en avión. Un descaro. Le salió el patriota, el mártir, y fue hasta la oficina con la intención de armar lío. Su patria era la tomatera, su gente hablaba mexicano y él tenía una misión. Me apena contar lo que pasó: Ni siquiera pudo salvarse a sí mismo. Descubrieron (tal vez fue indiscreto) que tenía “papeles” y lo sacaron del campamento en menos de dos horas –con los ojos vendados, porque el regreso es más fácil de recordar. Apareció en Tampa días después, bastante sucio y con el pelo enredado para siempre. Allí consiguió trabajo de oficina. Vive a unas cuadras del sitio en que Martí pasó temporadas agregado. Un día le dedica un padrenuestro y otro se caga en él –secretamente.

domingo, 5 de junio de 2005

Llegar a lo más bajo

Por tumiamiblog

"Llegué a desear, a soñar con una casa con piscina; sí, llegué a lo más bajo que se puede llegar. Una casa con césped recortadito, sistema de regadío automático y alarmas de todo tipo. Un televisor en cada cuarto con su correspondiente video y DVD. Ese era mi sueño. Hojeaba catálogos de Lord and Taylor, de Burdines, de Home Depot y otros horrores. Aire acondicionado central, garaje doble y un negro (o nicaragüense, peruano o cubano) que viniera los fines de semana a limpiar la piscina y hacer las tareas de mantenimiento [...] Una bestia total con dos, tres, cuatro televisores: yo."-- Cinco Cervezas, Juan Abreu.

sábado, 4 de junio de 2005


La avaricia rompe el saco...

Ambición pueril

Por Alfredo Triff

Este pensamiento viene de un blog de México: “Cuídate de ese que comparte contigo y se dice tu amigo, mientras acecha en lo oscuro, hilvanando la traición”. Me permito añadir las sabias palabras del Damapada, “Corta tu lazo con el avaricioso que te envidia”. ¿Qué la traición está siempre ahí, acechando lista a morder? ¡Pues claro! Qué más esperar del lacayo... si bien no es menos cierto que nos sorprende cuando acontece, pues viene del que ha cebado --con tima y celo-- tu confianza. No olvides que el necio puede sacrificarlo todo, incluso su propia suerte, por una ambición pueril... Eso sí, una vez que descubras la mala cizaña, sácala. No te permitas cargar con la sombra y la bilis del necio en tus espaldas.

viernes, 3 de junio de 2005

¿Qué hacer? ¿Adónde ir?

Por Rosie Inguanzo

1- UMBERTO ECO: “El arte sólo ofrece alternativas a quien no está prisionero de los medios de comunicación en masas”. Sí amigos, este escritor cortés y penetrante estará este miércoles junio 8, a las 8pm, en Books&Books de Coral Gables. No habrá excusa para no asistir a una velada que promete tantear el fondo de los enigmas, dígase arte, literatura o belleza. 2- Para arte contemporáneo no dejes de ver Marking Time: Moving Images, en MAM (Miami Art Museum, 1010 West Flagler/ 305.375.3000). Esta es una exhibición que se concentra en el efecto y la representación del tiempo a través de las instalaciones de varios artistas que intercambian film, video y escultura. 3- Hoy, como todos los viernes 1ro de cada mes, es la caminata de arte de Coral Gables y ArtSpace/ Virginia Miller Galleries (69 Madeira Avenue) abre con una exhibición que valdría la pena asistir: Latin American Invitational. La intrigante Leonora Carrington, encabeza la colectiva, seguida por Michelle Concepción, Hugo Crosthwaite, Roberto Fabelo, Alexis Fernandez, Gunther Gerzso, César Menéndez, Pablo O’Higgins, Agustín Patiño, Diego Rivera, Arturo Rodriguez, Elmar Rojas, David Alfaro Siqueiros, Rufino Tamayo, Francisco Toledo, Marco Tulio, Francisco Zuñiga. 4- El XX Festival Internacional de Teatro Hispano se inauguró ayer con una pieza poco conocida de Virgilio Piñera: “El filántropo”. Esta es una fiesta para los amantes del teatro, una oportunidad única de disfrutar del teatro que se hace en otras partes del mundo. Toda la información sobre el festival en www.teatroenmiami.com

jueves, 2 de junio de 2005

Propensión al amanecer

Por Laura Luna

He desarrollado una adicción por los amaneceres de Miami. No niego que antes, cuando me tocaba levantarme a las 5am para empezar a repartir a mis tres hijos en diferentes escuelas, no me hacía ninguna gracia; aunque siempre disfruté del aire limpio de la mañana cuando aún no ha sido contaminado por los miles de carros de nuestra ciudad. Hoy ya me puedo levantar a la hora que quiero pues mis hijos tienen vida propia, y sigo con la afición, la vocación de amaneceres. El día se me hace más largo, más vivo --me pierdo de vivir menos cosas. Me resulta de un placer infinito ir en motocicleta por Biscayne Blvd (atravesando la invasión de rascacielos que están naciendo) hasta la entrada de Arthur Goodfrey Rd hacia la playa... ¡y esa subida a la “cima de la ciudad mágica” cuando ves el mar y las islas! El viento contra el pecho hasta llegar a Miami Beach, y ya allí, esperar que el sol salga tomándome un capuchino en el Starbucks de Ocean Drive . Tirarme descuidadamente en la arena a “perder el tiempo”, dejando que la fina piedrecilla se escurra por mis low cut jeans, mientras ojeo un libro sobre aquella brillante y temible familia italiana: Los Borgia. Siempre conectado el placer con la lectura. Cuando era muy joven no conocía muchos placeres y me los imaginaba todos cuando leía. Ahora no cambio la capacidad del disfrute por ser más joven, por menos arrugas (o menos canas). La capacidad de expansión y gozo se adquiere con el tiempo y la experiencia. Ya uno sabe lo que tiene y se puede perder. Con el conocimiento propio y los estímulos diarios crece mi propensión a la vida... al amanecer. Ahora entonces, me disfruto mi ciudad con todos sus inconvenientes, sus amaneceres, el imperialismo de los Starbucks; mi motocicleta y mis jeans llenos de arena. Después de este comienzo queda tiempo para todo y puede ocurrir cualquier cosa...

miércoles, 1 de junio de 2005

Lincoln Road

Por Amílcar Barca

Hay un paseo que no alcanza las olas. Un camino no permitido al Atlántico. Una avenida para la mirada del otro: un auténtico decumanus en busca de su templo. En la vitrina de una tienda los espejuelos son oscuros, malvas o celestes. La dependiente lleva una luna menguante en su lóbulo izquierdo y la fragancia de su ropa interior está muy cerca de mis manos. Es mediodía. Si camino hacia el océano, no hay duda; los paseantes ejercitan su narcicismo mostrando un afán propio entre agua mineral e insinuaciones. Si lo hago hacia el oeste las sombras (como una noche por un domingo iniciada), acortan y aclaran los rostros. Detenida, una adolescente se preocupa por lo humilde de sus aros. Habla con el azogue de un charco y maldice su origen oscuro. Ahora está frente a mis ojos --con su desidia desnuda de angustia y unos zapatos azules. En una terraza del paseo, una fuente riega un mosaico de baldosas polícromas y un murmullo de alhambra. Los torsos de sus ocupantes supuran aceite y besos y los cafés malviven su espuma seca y su poso de azúcar negra. Junto a la mesa de la izquierda una eterna virgen proclama su identidad hacia un espejo (este instrumento que autoriza siempre a permanecer mientras estés frente a él). Yo me escondo en un baño rojo y me miro varias veces. Lo hago varias veces para no pecar en mi ignorancia y confirmarle así, a la toalla, que no soy imprescindible. Después regreso a la avenida y vuelven mis preguntas, ahora en otro café. Allí, escondido bajo una libreta de hojas de dibujo, sigo esbozando el vaivén que los hombres y mujeres de mi ciudad, dedican a esta rambla.